congreso
Justifica Congreso de Querétaro aumento salarial de 90% a legisladores
13 octubre, 2015
Suspenden a 2 sacerdotes pederastas
13 octubre, 2015

Liquidación del Humanista y el PT, en 2016

Alonso Urrutia

El Instituto Nacional Electoral estima que el proceso de liquidación de los partidos del Trabajo y Humanista concluirá a más tardar en el primer trimestre del 2016, una vez que los interventores que actualmente manejan todas las cuentas y bienes de esos institutos políticos definan bien los montos de deudas y proceda a liquidarlas.

Primero se procederá a cubrir las deudas de esos partidos con los trabajadores y luego las que se tienen con proveedores, señaló el presidente de la comisión de fiscalización del organismo, Ciro Murayama, quien añadió que desde hace un mes, cuando la Junta General Ejecutiva decretó la pérdida definitiva del registro, los interventores asumieron plenamente el manejo de las 33 cuentas que cada uno de los partidos tiene (32 locales y la nacional) y determinó el numero de bienes muebles e inmuebles.

Murayama mencionó que sin duda alguna la liquidación del PT tiene mucho mayor complejidad, en virtud de que su larga trayectoria le hizo adquirir mayores inmuebles, en tanto que el Partido Humanista, de reciente creación, prácticamente no pudo adquirir muchos.

El consejero indicó que se está en una etapa en la que se debe establecer en cada caso la antigüedad de los trabajadores de cada partido, a efecto de determinar el monto de liquidación que les corresponde. Precisó que en función de que las prerrogativas se fijan anualmente, actualmente se siguen depositando los montos establecidos, pero ya bajo el control del interventor, y que se utilizarán para el pago de indemnizaciones y deudas a los proveedores.

En su caso, si existe un sobrante, esos recursos se devolverían a la Tesorería de la Federación. Murayama aclaró que desde hace unas semanas los integrantes de esos partidos ya no han tenido contacto con los consejeros; sólo mantienen vínculo con los interventores que les fueron asignados.