Dilma
Dinero: “¿Quién demonios se atravesó en el camino?”: Carmen Aristegui
20 marzo, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
“No te equivoques, Carmen… una vez más no puedes aceptar que te equivocaste”
20 marzo, 2015

Llama Aristegui al diálogo a MVS; pide negociar el lunes

Carmen Aristegui, afuera de las instalaciones de MVS, sobre Mariano Escobedo, donde dio a conocer que seguirá una lucha legal contra MVS. Foto María Luisa Severiano

Alonso Urrutia

En su primera postura tras su cese “fulminante” del noticiario en MVS, Carmen Aristegui sostuvo que la manera en que se operó esta decisión “nos hace pensar en una injerencia gubernamental” en la que no estaría ajeno Los Pinos. Tras descalificar las “peores formas” con las que actuó la familia Vargas en su afán de ruptura, la llamó a “no consumar el golpe” y la emplazó a dialogar el lunes para lograr su regreso, en las mismas condiciones de libertad editorial.
Durante un mensaje en el sitio Aristegui Noticias, la periodista no descartó, de fracasar el diálogo, acudir a los tribunales para dirimir el conflicto con MVS por la vía legal, aunque pidió “dar vuelta a la página” y evitar la ruta jurídica. La empresa no tiene derecho a romper un contrato de forma unilateral pues no es un asunto entre particulares, sino esencialmente un tema donde está en juego la libertad de expresión, dijo.
Aristegui sostuvo que “está echada una maquinaria autoritaria. Hay quien está decidido a la opresión. La falta de libertades significaría una sumisión que no queremos que en México exista”. Por ello habló de resistir el “manotazo autoritario”, porque “México no está para aceptar prácticas echeverristas”.
Si bien el mensaje se transmitió por Internet, se realizaron algunas preguntas por redes sociales.
–¿Es posible relacionar tu despido con las negociaciones de MVS con el gobierno por la banda 2.5 Mhz?
–No tenemos la evidencia contundente, pero todo el entramado sugiere que hubo un tipo de intervención. No podría decir más. Esas historias se conocerán, pero es algo que les toca contar a ellos. Tenemos derecho a suponer que no es una conducta espontánea, que esto no pudo haber sido una ocurrencia, porque nadie imaginaría que no pasaría nada si hacían una cosa como la que está en curso. La manera en la que hicieron las cosas, la manera en la que escalaron el asunto, nos hace pensar pero no tenemos un papel que demuestre que ha habido una intervención gubernamental.
–¿La orden de tu despido y de tu equipo tiene su origen en Los Pinos?
–No me imagino una cosa de este tamaño sin algún tipo por lo menos de anuencia del máximo poder presidencial o de los más altos poderes, pero hacemos el llamado a revertir el golpe. Los modos en los que se han desarrollado las cosas no me hacen reconocer a este grupo empresarial. La virulencia, la manera violenta en que hicieron esta serie de sucesos, cuyo único objetivo era la ruptura y la aniquilación del espacio, hace pensar que había alguien realmente enojado buscando algún tipo de venganza.
En este contexto, no descartó que tuviera que ver la investigación sobre la Casa Blanca de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, la actriz Angélica Rivera; sostuvo que ese reportaje no se transmitió a través del noticiario de MVS, y señaló que reservaría detalles sobre las motivaciones que obligaron a que saliera a través de su sitio de Internet.
Aristegui subrayó que “algo muy grave debió haber pasado” para que los integrantes de la familia Vargas, “siempre caballeros, siempre amables”, hayan actuado con las peores formas, “se hayan comportado con virulencia, agresividad, mostrando clara intención no sólo de romper, sino de aniquilar. No empata con los Vargas que yo conozco”.
Explicó que le fue notificado su despido a través de cinco personas y un notario la noche del domingo, que llevaron un sobre que fue dejado en un arbusto frente a su casa. Con ello se acrecentaba el conflicto que antes no existía. “No había diferendo, enojo o situación que abonara en la idea de una ruptura cercana, nada de ello había. Es un intento de golpe que para nosotros no se ha consumado”.
Aseguró que la incorporación a la plataforma Méxicoleaks no fue un error. No hubo dolo, ni ánimo de lucro o de recibir un beneficio, sino de buscar mejores formas de obtener información. En su caso, pudo haberse solucionado a través de una llamada telefónica o en un diálogo en las oficinas.
La postura de Aristegui se fijó en el sito de Internet tras la cancelación de la conferencia de prensa prevista para realizarse en el Museo Memoria y Tolerancia, ante la cantidad de periodistas y simpatizantes que rebasaron las condiciones de seguridad para su realización.

JSL
JSL