enfermedades raras
Tratamiento para enfermedades raras es insuficiente: Zermeño Guerra
28 junio, 2015
bancos griegos
Cerrarán el lunes los bancos griegos
28 junio, 2015

Llama Norberto Rivera a seguir defendiendo la vida humana desde su concepción

norberto

Por Matilde Pérez

México, D.F. El cardenal Norberto Rivera Carrera exhortó a sacerdote y laicos a seguir defendiendo la vida desde su concepción y a ser “sanamente feministas” haciendo a un lado el machismo social y eclesial y luchar por la incorporación de la mujer en todas las tareas de la iglesia y de la sociedad.

Al hacer referencia a la encíclica Laudato Sí del Papa Francisco, el también arzobispo primado de México pidió a los feligreses no sólo defender la vida de las ballenas y las tortugas, de los arrecifes de coral y los mantos acuíferos -lo que calificó como un ecologismo chato- sino “la vida del hombre desde el seno materno; hagamos lo que a cada uno nos corresponde a favor de la vida y en favor de la dignidad de la mujer”.

La iglesia, destacó, “ha de seguir sus mejores tradiciones de sano feminismo; estimar y defender la igualdad total entre el hombre y la mujer, pero también afirmar su diversidad no como contrapuestas o contradictorias sino como complementarias”.

Agregó que con frecuencia la mujer es marginada, es objeto de violencia, su dignidad es sometida a múltiples peligros y su feminidad explotada y comercializada, por lo que la iglesia debe estar más cercana a la mujer, pues “sin ella no se dará la humanización de los procesos transformadores que todos anhelamos”.

En su homilía en la Catedral Metropolitana, el purpurado sostuvo que no se puede seguir aplicando al hombre y a la mujer “la teoría trasnochada de la lucha de clases como si fueran dos seres irreconciliables, pues son distintos, complementarios, y de igual dignidad”. Dichos principios, abundó, deben ser aplicados en el hogar, en lo profesional, en la sociedad y en la iglesia católica.

Respecto a la defensa de la vida desde la concepción, el cardenal volvió a criticar a “los diversos sectores de la sociedad que han tomado la supresión de la vida humana como bandera de progreso y de lucha social”.

Exigió a los creyentes “no quedarse en la simple denuncia de todo lo que atente contra la vida humana. Hoy es necesario y urgente promover y defender la vida humana en nuestro país ante los múltiples ataques con que la amenazan”.

Refirió que en su recorrido por los 52 decanatos de las ocho vicarías episcopales de la Arquidiócesis –que inició en marzo y concluyó este sábado- constató que en la mayoría de ellos hay centros asistenciales para los más necesitados, “no hay que contentarse con ese vitalismo y desarrollo humano sino defender la vida humana, hacer conciencia y contribuir al progreso y al cumplimiento de los derechos fundamentales de todo ser humano”, acotó.