Astillero, Pacto por México
Astillero: Fue el Estado, (casi) dice la ONU
5 diciembre, 2014
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Exigen estudiantes la presentación con vida de sus 43 compañeros de Ayotzinapa
5 diciembre, 2014

Llama Peña a un cambio de fondo para “superar la etapa de dolor”

Rosa Elvira Vargas

El presidente Enrrique Peña Nieto, acompañado por el gobernador Rogelio Ortega, presentó ayer la Estrategia Emergente para la Reactivación Económica de Guerrero, en acto celebrado en el Forum Mundo Imperial de Acapulco ■ Foto Javier Verdín

Coyuca de Benítez, Gro. Lo sucedido en Iguala debe dar pauta a un cambio, a una transformación; convocar para que sea el desarrollo lo que permita la paz y la armonía, y de ese modo “realmente superemos esta etapa de dolor”, planteó el presidente Enrique Peña Nieto.
Después de casi 70 días, el mandatario visitó Guerrero para poner a disposición recursos económicos del gobierno federal y construir un “mejor entorno” de seguridad y desarrollo.
Iguala, dijo Peña Nieto, “va a generar un hito, va a marcar un momento” en la historia de Guerrero y del país. Ha causado gran consternación y solidaridad de parte de la sociedad, pero también desde el gobierno, al asumir la responsabilidad para investigar los hechos y dar con todos los responsables.
La violencia del 26 de septiembre pasado, cuando murieron seis personas y 43 más están desaparecidas, marca “un hito”, porque llevó a hacer una “revisión introspectiva de por qué ocurrieron estos hechos, que no deben repetirse”.
Peña Nieto llegó a este municipio para inaugurar el nuevo puente sobre el río Coyuca; ofreció presentar datos sobre los casi 40 mil millones de pesos erogados en el Plan Nuevo Guerrero, lanzado en noviembre de 2013, y anunció una fase “emergente” del mismo para la reactivación económica de la entidad. También estuvo en Acapulco, donde lo acompañó casi la mitad de los integrantes de su gabinete.
Al presentar la Estrategia Emergente para la Reactivación Económica de Guerrero, Peña Nieto se refirió en forma reiterada a los hechos de Iguala, porque “lastiman, en primer lugar, a los padres de familia que no encuentran a sus hijos, pero lastiman también a toda una sociedad que quiere vivir en paz, en orden, con tranquilidad”.
Convocó a la consternada sociedad local a aportar su capacidad y compromiso “para que vayamos hacia adelante y podamos superar este momento de dolor”. Son muchos más –dijo ya en Acapulco– quienes quieren paz, tranquilidad y orden en el estado y están en favor del respeto a las instituciones democráticas.
Ese fue el hilo conductor de sus mensajes: investigar y castigar a quienes asesinaron y desaparecieron a los estudiantes normalistas; restablecer la seguridad en la zona conocida como Tierra Caliente con la actuación del Ejército, la Marina y la Policía Federal, y combatir “al crimen organizado que, lamentablemente, se ha anidado en algunas regiones de Guerrero y, lo hemos reconocido, en otras partes del país” desde hace varios años, y ha llegado a cooptar a las propias autoridades y a las policías, indicó.
Su segunda línea discursiva consistió en anunciar acciones para reactivar el turismo, después de admitir que hay desaceleración en esa actividad y la consecuente pérdida de empleos. “Y esto no puede ser la ruta que se mantenga. Obliga a que el gobierno de la República venga aquí, dé la cara (…) y emprendamos acciones para reactivar la economía de los destinos turísticos”.
Anunció la disminución de 50 por ciento, en forma temporal, al costo del peaje de la Autopista del Sol, facilidades fiscales para los contribuyentes empresariales de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Zihuatanejo; una campaña para atraer visitantes y realizar gestiones, con el mismo propósito, para que disminuyan las tarifas aéreas hacia este destino.
Asimismo, dio a conocer que habrá un fondo especial de 60 millones de pesos para apoyar a pequeñas empresas en riesgo de quiebra o cierre en esos cinco municipios.
Ante el reclamo de los empresarios de la industria turística por los constantes bloqueos carreteros hacia Acapulco, Peña Nieto señaló que como parte de las acciones anunciadas la víspera en Iguala “se reforzarán las acciones para hacer frente a los delitos que más lastiman a la sociedad, (y) se protegerá el libre tránsito en las principales vías de comunicación’’.

Reitera su invariable solidaridad por los sucesos de Iguala
El jefe del Ejecutivo federal terminó su mensaje reiterando su “permanente e invariable” solidaridad por los sucesos de Iguala, “producto de la infiltración del crimen organizado en las instituciones municipales, pero que estamos trabajando con nuestro mayor compromiso al haberle hecho frente a este desafío que se hiciera al Estado mexicano para dar con los responsables”.
“Son más –insistió– los guerrerenses que quieren, en un marco de civilidad, de respeto y de cordialidad, construir los puentes de comunicación con todos los órdenes de Gobierno, que posibiliten respaldo a su empeño por tener un mejor estado.”
En la ceremonia habló el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega, quien agradeció el apoyo federal. A su vez, las secretarias de Desarrollo Social, Rosario Robles, y de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, expusieron las acciones emprendidas en sus respectivas áreas en la entidad.
En tanto, el industrial hotelero Pedro Haces Sordo solicitó que se revierta la impresión de que Acapulco es un “destino viejo” y recordó al mandatario que no ha cumplido su promesa de reconstruir el Centro de Convenciones.

JSL
JSL