Funeral sin misas ni símbolos religiosos
9 agosto, 2017
La Constituyente toma el control de los poderes públicos en Venezuela
9 agosto, 2017

Lloran al creador de la caricatura crítica

A la izquierda Helioflores, Óscar Chávez, Kemchs y El Fisgón; a la derecha Hernández y Helguera, en el homenaje póstumo a Eduardo del Río, Rius. Foto: Tania Molina

Fabiola Palapa, Ana Mónica Rodríguez y Reyes Martínez

El presidente Enrique Peña Nieto envió sus condolencias por el fallecimiento del caricaturista Eduardo del Río, Rius, ocurrido la madrugada de ayer en Tepoztlán, Morelos.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, escribió: “Crítica, humor y libertad, todo ello en un cartón de #Rius. Descanse en paz el destacado caricaturista y periodista Eduardo del Río García”.

La titular de la Secretaría de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, aseguró que con el deceso de Rius, creador de un estilo renovador, “termina una época de la caricatura política y de divulgación”.

A las condolencias se sumó la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, que lamentó “el fallecimiento del ilustre escritor e historietista. El titular de la dependencia, Eduardo Vázquez Martín escribió: “Amigo de viaje en el pensamiento crítico, caricaturizando la injusticia social y trazándola como sabiduría popular. Un abrazo de gratitud, camarada”.

Periodista fundametal

Para el caricaturista Rafael Barajas, El Fisgón, “Rius fue uno de los periodistas fundamentales del siglo XX. También fue un gran historietista y narrador, y Los Supermachos sigue siendo un referente de la historieta mexicana. Además fue un inventor de géneros, cosa que muy pocas personas pueden presumir. Por ejemplo, su serie de libros didácticos son fundamentales, no sólo para la industria editorial mexicana, sino para la extranjera. Yo lo quería mucho. Era un buen amigo, muy generoso y ya sabíamos desde hacía tiempo que no andaba bien. Esperábamos el desenlace, pero nos duele mucho. Es el padre de varias generaciones de caricaturistas, muchos de los que trabajamos en México nos hicimos caricaturistas por Rius, siguiendo su ejemplo y su escuela. La verdad es que siempre fue muy generoso con nosotros”.

El monero Antonio Helguera consideró a Rius “un maestro y creador de la caricatura crítica mexicana contemporánea. Antes de él, la caricatura en la prensa era sumamente complaciente con el poder, pero él desafió todo eso. Para empezar, se metió al Partido Comunista y empezó a hacer caricatura en los diarios y revistas de la época, de todos lo corrieron. Pero logró abrirse espacio en varias publicaciones y empezó con Los Supermachos, La Garrapata y Los Agachados, y no fue fácil, porque en 1969, en la época de Gustavo Díaz Ordaz, lo secuestraron y le hicieron un simulacro de fusilamiento en el Nevado de Toluca. Esto, en vez de espantarlo, lo fortaleció”.

Acerca de la muerte de Rius, quien es considerado uno de los máximos exponentes de la caricatura mexicana, también opinaron figuras como Paco Ignacio Taibo II: “Paloma Sáiz le había hablado hace una semana porque lo queríamos con nosotros en la Feria del Libro de la Alameda. Ahí fue donde le dijo que estaba muy mal y fue una sorpresa, porque lo habíamos visto hace unos meses y estaba enfermo, pero nada fuera de lo común. El golpe fue doble porque teníamos la expectativa de estar juntos de nuevo el próximo fin de semana”.

José Hernández, monero: “Conocí a Rius en 1995, poco después de la revista El Chahuistle, donde empecé mi oficio en la caricatura. Empezar con él fue la mejor escuela que pude tener. Sin duda, Rius es el más importante en la historia de la caricatura en México. Existen los clásicos caricaturistas, como Naranjo y Quezada, pero Rius es más importante porque, a diferencia de los demás, es el único que ha influenciado a muchas generaciones de mexicanos y les ha cambiado costumbres y hábitos cotidianos; por ejemplo, muchos nos volvimos ateos o vegetarianos gracias a él. Muchos también se volvieron comunistas por Rius. Nos deja más de cien libros publicados, además de crear el género del libro historieta”.

Gonzalo Rocha, caricaturista: “Con la muerte de Rius perdemos a una voz crítica y muy presente en todo momento. Perdemos a una persona con gran visión creativa que durante toda su vida se mantuvo haciendo libros, publicando sus críticas. Deja un legado enorme. Fue una persona que no se dejó imponer límites, fue un buscador de la libertad de expresión y tuvo una gran creatividad. Parafraseando al historiador Luis González y González, que curiosamente es michoacano igual que Rius y es el padre de la microhistoria, Los Supermachos es una microhistoria, porque tenía al cacique, al político, al cura, al chismoso, al indígena, era un mundo perfecto de microhistoria.

Jesusa Rodríguez, directora escénica y activista. “Rius, amado maestro: te recuerdo con amor y con mucha alegría. Tú me enseñaste a reír desde niña, a desconfiar de la televisión. Me abriste los ojos a muchas injusticias, me diste el ejemplo de la humildad, me regalaste tu amistad, me ofreciste tu sabiduría. Estoy segura que como yo, muchas personas estamos hoy imaginándote feliz en el cielo de los ateos, en la nada primigenia. Amado maestro, que se cuide el infinito porque ya eres polvo de estrellas y seguramente vas a hacer caricaturas en la inmensidad del misterio del universo”.

Formador de conciencias

Alberto Chimal, narrador y ensayista: “Yo fui uno de los millones de mexicanos formados por su trabajo. Tenía una visión muy particular de la historia mexicana, de la historia de las ideologías. Con el tiempo no siempre estuve de acuerdo con él, pero creo que lo más valioso de lo que tenía que decir sobre la política y la justicia social sigue conmigo. Además, ahora aprecio mucho también que haya vuelto popular el ensayo en forma de cómic o el cómic como ensayo, que es un género rarísimo pero que de pronto está enormemente extendido y que a lo mejor él inventó. Creo que es uno de los personajes más influyentes, al menos del último medio siglo, en la cultura mexicana, y eso no se puede negar”.

Juan Domingo Argüelles, poeta, ensayista y promotor de la lectura: “Es una pena. Es lamentable que nuestra cultura nacional se quede sin voces de ese tipo. Eduardo del Río, Rius,contribuyó enormemente a divulgar la cultura y a politizar a muchas generaciones. Aportó mucha inteligencia y energía en cuanto a la cuestión política. Fue un monero extraordinario y publicó muchísimos libros que llevaban a cuestionar todas las ideas preconcebidas. La mayor aportación de Rius fue la de educar políticamente a varias generaciones”.

Bernardo Fernández, Bef, escritor y dibujante: “Con Rius muere el gran maestro de la historieta y la caricatura en México. No hay caricaturista o historietista activo en este país que no haya tenido influencia de alguna u otra forma del trabajo de Eduardo del Río. Y además un extraordinario historietista, a pesar de tener un dibujo muy sencillo deja también una obra gráfica muy importante.

“Me gustaría resaltar que del gremio de los historietistas, al que yo pertenezco, Rius fue el primero que llevó la historieta del puesto de periódicos a la librería, donde le dio un estatus cultural totalmente distinto y una respetabilidad que no tenía antes de él.”

En las redes sociales, la periozdista y escritora Sanjuana Martínez expresó: “Hoy el mundo es menos divertido sin ti, mi querido Rius. Gracias por todo, gracias por tanto. ¡Hasta pronto maestro de maestros!”

 

JSL
JSL