Va gobierno por la reorganización del transporte
23 enero, 2016
Despiden al secretario de Seguridad Pública de Acapulco
24 enero, 2016

Los detienen por caso Ayotzinapa; los consignan por portación de armas

Padres y familiares de los estudiantes de la normal de Ayotzinapa desaparecidos luego de la reunión con autoridades de la PGR el pasado14 enero. Foto Víctor Camacho

Por Gustavo Castillo

México, DF-.- La Procuraduría General de la República (PGR) ejercitó acción penal en contra de los hermanos Bernabé y Cruz Sotelo Salinas, así como Mauro Taboada Salgado, involucrados presuntamente en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sin embargo, en este momento, el Ministerio Púbico federal, solamente los acusó de ser responsable de la comisión de portación ilegal de armas de fuego.

La Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la PGR señaló que “las consignaciones realizadas no excluyen cualquier otra que derive de la propia investigación sobre la desaparición de los estudiantes, en virtud de señalamientos de otros actores ya detenidos, material probatorio diverso, o de otras causas penales abiertas por la PGR u otras instancias locales de procuración de justicia”.

En ese contexto, informó que consignó este sábado ante el juzgado noveno de distrito en el estado de Guerrero, a los tres detenidos que presentó a la PGR la Policía Federal el jueves 21 y el viernes 22 de enero, presuntamente relacionados con la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” en septiembre de 2014, siendo internados hoy mismo en el Centro Federal de Readaptación Social número 14, en Gómez Palacios, Durango.

Los hermanos Bernabé y Cruz Sotelo Salinas “en sus declaraciones ministeriales reconocieron haber participado y conocido de hechos vinculados con los sucesos del 26 y 27 de septiembre de 2014”.

En tanto, Mauro Taboada Salgado –consignado por portación de arma de fuego en flagrancia– fue puesto a disposición del juez federal competente, a quien le tocará determinar y valorar su situación jurídica en relación con los citados hechos, ya que se le señala como partícipe en la muerte y degollamiento del normalista Julio César Mondragón.