violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Comerciantes de Acapulco reprueban las movilizaciones por el asunto Iguala
30 Diciembre, 2014
Dilma
Dinero: Obama: “ya me cansé”
30 Diciembre, 2014

“Los sacerdotes asesinados, sin vínculos con el crimen organizado”

Héctor Briseño y César Arellano

En el municipio mexiquense de Luvianos, familiares y amigos adornaron la casa del sacerdote Gregorio López, donde fueron recibidos sus restos luego de que fue asesinado en Guerrero la semana pasada ■ Foto Agencia MVT

Acapulco, Gro. El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, subrayó que los asesinatos de sacerdotes en Guerrero han ocurrido en el cumplimiento de su ministerio. En conferencia de prensa en la catedral del puerto, Garfias Merlos manifestó que no tenía “indicios de que haya un vínculo de los sacerdotes que han fallecido con los delincuentes”.
Agregó que “por eso son más dolorosas y estremecedoras las muertes de sacerdotes en el cumplimiento de su ministerio, en el cumplimiento de su misión”. Garfias Merlos expresó que “los casos están investigándose”.
En referencia al asesinato de sacerdotes, comentó que “en Guerrero se habla de tres, en Michoacán más y desde hace más tiempo; son datos muy lamentables”, e indicó que “es parte de la dimensión que ha tomado la violencia; continúa siendo un reto lo que podamos hacer todos por construir la paz”.
Puntualizó que “no queremos que hechos como estos se repitan, no queremos que se sigan dando situaciones violentas que tanto han lastimado y lacerado a cientos de familias a lo largo y ancho del territorio nacional”.
Entre los párrocos asesinados durante este año en Guerrero están John Ssenyondon, de Uganda, quien fue raptado por delincuentes cuando salía de oficiar misa en Santa Cruz, municipio de Chilapa, a principios de este año, y su cuerpo fue encontrado en una fosa clandestina en el contexto de la búsqueda de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el pasado 26 y 27 de septiembre. Mientras, en septiembre pasado el sacerdote Ascensión Acuña Osorio, párroco de San Miguel Totolapan, fue levantado y su cuerpo apareció días después flotando en el río Balsas, cerca de Santa Cruz de las Tinajas, municipio de San Miguel Totolapan.
El arzobispo de Acapulco manifestó que “seguiremos desarrollando nuestro ministerio, para logar mayor seguridad en el sentido que lo indique la coordinación de las autoridades”.
En referencia al asesinato del sacerdote Gregorio López Gorostieta, formador del Seminario Mayor La Anunciación, en Ciudad Altamirano, en la región de Tierra Caliente, cuyo cuerpo fue encontrado el pasado 25 de diciembre tras permanecer por casi cuatro días desaparecido, Garfias Merlos expresó que es una noticia que provoca dolor e indignación.
En tanto, el arzobispo de Antequera, Oaxaca, José Luis Chavez Botello, sostuvo que desde la pasada década, 2014 ha sido el más difícil para el país y la Iglesia debido a la violencia generalizada, el crimen organizado, las extorsiones, cientos de muertos, “muchos de ellos inocentes y ajenos a los conflictos”. Son cientos las familias que sufren la desaparición, el secuestro o la muerte de algún familiar, aumentan robos sacrílegos y sacerdotes asesinados.
Mediante un comunicado que difundió la arquidiócesis de la entidad, el prelado deploró el reciente asesinato del padre Goyo, de Ciudad Altamirano. “Condenamos todos estos hechos, demandamos justicia pronta para todos y seguridad. Es el fruto de la corrupción, impunidad, fanatismos y de la educación vacía de valores”.

JSL
JSL