partidos
México, entre los que más subsidian a partidos
17 Septiembre, 2015
Egipto
Regresan hoy los seis mexicanos heridos en Egipto
17 Septiembre, 2015

Mancera: no deseo pugna con Morena, pero no la evado

Mancera

En los pasados comicios hubo quien jugó doble juego en el gobierno capitalino, afirmó Miguel Ángel Mancera a 'La Jornada'. Hoy rinde su tercer Informe. Foto Jesús Villaseca

Por Alejandro Cruz

A unas horas de rendir su tercer Informe ante una nueva composición de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en la que el partido Morena es mayoría, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, se declaró listo para una confrontación política con ese instituto político, en la que pidió que cada quien asumamos nuestra responsabilidad.

En entrevista con este diario, el mandatario manifestó que no concibe que Morena vea como oposición al gobierno de la ciudad: No lo entiendo, porque trabajaron en este gobierno, porque estamos impulsando proyectos que incluso comenzaron en gestiones de ellos, pero si eso quieren, está bien.

Adelantó que en el mensaje de su tercer Informe, en cual rendirá este mediodía ante el pleno de los diputados locales, llamará a trabajar por los intereses de la ciudad, pero insistió en que si creen que la confrontación es lo que les va a dar dividendos, que haya confrontación.

Mancera Espinosa subrayó que no depende de él que se llegue a tal escenario, que sólo traería consecuencias negativas para esta capital, por lo que insistió en que si se opta por ese camino, cada quien asumamos nuestra responsabilidad.

–¿Esa confrontación no le afectaría en sus aspiraciones políticas para 2018?

–Yo creo que nos puede afectar a todos, es decir, a todos.

–¿No está noqueado para la contienda presidencial?

–¡No, hombre!

Al referirse a la postura que ha asumido Morena respecto de las prioridades que dará al paquete económico de esta ciudad para 2016, el titular del Ejecutivo local puso énfasis en que su proyecto de presupuesto no sólo lo enviará a los diputados locales, sino que lo pondrá a consideración de los habitantes de la ciudad para que lo revisen y lo critiquen.

Lo vamos a tener que hacer, porque así están planteando el juego (…). Si lo que quieren es modificarlo, entonces que le expliquen a la ciudadanía por qué no vamos a tener alumbrado o pavimentación, resaltó.

–¿Sigue teniendo relación con Andrés Manuel López Obrador?

–La sigo teniendo. Por eso digo que hay un ala radical (en Morena); no creo que sea él.

Frente a la nueva conformación que tiene la séptima Legislatura local, el jefe de Gobierno se manifestó en favor de que se busquen los canales de comunicación entre los distintos grupos parlamentarios, incluido el PRD o cualquier otro grupo político, pues lo que menos les conviene, y a la ciudad, es un agandalle, porque las mayorías se pueden construir con alianzas y estrategias.

En la entrevista, realizada en las instalaciones de esta casa editorial, Miguel Ángel Mancera se refirió al pasado proceso electoral y reconoció que en el propio gobierno capitalino hubo quienes dijeron que apoyaban al PRD cuando en realidad trabajaron en favor de otros proyectos.

–¿Hubo traiciones?

–Yo no quisiera llamarlo traiciones, pero hubo quienes se asumieron de un partido y apoyaron a otro; de eso no tengo ninguna duda –respondió.

Y no es que los critique, porque finalmente es donde están tus amores, ¿no?Agregó que su administración no marcó una línea de votar por tal o cual partido, y así quedó demostrado en el resultado de la elección. De haber sido así no tuviéramos ahorita todos los problemas que se están presentando.

–¿Eso obligó a hacer los cambios en su gabinete?

–Yo creo que tuvo que ver un poco con el resultado; también con las necesidades del servicio. Había que hacer cambios y así se plantearon directamente. Me han preguntado si va a haber más cambios y yo diría que si son necesarios, se harán. ¿A qué me refiero? Yo no hubiera querido quitar oficiales mayores o secretarios de Obras (en alusión a Édgar González Rojas y Alfredo Hernández), pero quienes se equivocan, se van. Si alguien deja mal parada a la administración pública, pues se tiene que ir.

Respecto de la reforma política del Distrito Federal, el titular del Ejecutivo confió en que se pueda concretar este año; no obstante, fue directo al señalar que hasta ahora no ha salido porque hay grupos de interés que no quisieron que avanzara, como el PAN, que no la dejó pasar cuando llegó a la Cámara de Diputados. A ese mismo partido le endilgó que también se haya frenado su propuesta de incrementar el salario mínimo.

Al hacer un balance de los primeros tres años de su administración, dijo que enfrentó un ejercicio marcado por la coyuntura del conflicto magisterial, en el que una parte de la ciudadanía pedía el uso de la fuerza pública para retirar a los maestros del Zócalo, mientras otra se manifestó por el diálogo y la tolerancia.

Me parece que al final del día no nos quedamos con una mancha que no se hubiera podido borrar nunca; hubiera sido un acto de violencia que alguien resultara herido; hubiera sido mucho más grave, subrayó.

Asimismo, reconoció que la suspensión del servicio en la línea 12 del Metro fue un golpe político durísimo para su gobierno, pero prefirió enfrentarlo a correr el riesgo de un accidente en ese sistema de transporte a 20 metros de altura y con mil 500 pasajeros, pero a final, aseguró, la ciudad tendrá una línea con la seguridad de que ya no se vuelva a descomponer.

Es momento de dar buenas noticias

Con la segunda mitad de su gobierno en puerta, Mancera Espinosa afirmó que llegó el momento de dar buenas noticias, y enumeró las obras y acciones que habrán de identificar de aquí en adelante a su administración: la construcción de más líneas de Metrobús, ampliaciones del Metro y corredores de transporte, conclusión de los trabajos del Circuito Interior en la calzada de Tlalpan y Río Mixcoac, la construcción del corredor Chapultepec, definir el destino del predio La Mexicana y poner freno a las construcciones irregulares.

Destacó que la ciudad contará con más opciones de movilidad con la operación, este año, de la línea 6 del Metrobús, de Aragón a El Rosario, y el inicio de la 7, que correrá sobre Paseo de la Reforma, de Indios Verdes a la fuente de Petróleos, y después a Santa Fe, que será con autobuses de doble piso.

Ratificó que en noviembre operará en su totalidad la línea 12 del Metro, de Tláhuac a Mixcoac, cuyo mantenimiento la ubicará como la más cara, pero tendremos la garantía de que funcionará.

Hoy, dijo, se cuenta con mil millones de pesos para ampliar ocho kilómetros la llamada línea dorada a Observatorio, donde convergerá con la 9, que a su vez crecerá 1.5 kilómetros; además, se invertirán 2 mil millones de pesos para ampliar la línea A, de Los Reyes a Chalco. En estos proyectos participa el gobierno federal, para los cuales los recursos ya fueron autorizados.

Sin embargo, admitió que difícilmente se lograrán las ampliaciones de la línea 4, de Martín Carrera a Ecatepec, y de Santa Anita a la Central de Abasto, pero se impulsará el sistema M1, es decir, autobuses de alta tecnología que sustituirán a los de la Red de Transporte de Pasajeros para atender zonas más alejadas.

También, dijo, se ampliarán los corredores de transporte para sustituir entre 12 mil y 13 mil microbuses. Continuará el rencarpetamiento y la repavimentación de vialidades primarias y se avanza en las adecuaciones viales en el cruce de Circuito Interior y la calzada de Tlalpan.

En el deprimido de Río Mixcoac, agregó, se trabaja sobre un proyecto que incorpora propuestas de la ciudadanía, y con su conclusión se tendrá una vialidad continua de 34 kilómetros, de la avenida Revolución al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Insistió en que será la ciudadanía la que, en la consulta del próximo 27 de septiembre, decida si el corredor cultural Chapultepec se construye y si será elevado o a nivel de suelo. Recalcó que si la gente no quiere que se haga, no lo vamos a hacer; lo haríamos a lo mejor en otro lado. Pero si acepta el proyecto, podría repetirse en otro lugares, como Iztapalapa.

Necesario, actualizar ley urbana

Con relación al predio conocido como La Mexicana, en Cuajimalpa, donde se pretendía construir 8 mil viviendas de interés social, el mandatario capitalino planteó construir un parque, junto con la asociación de colonos de Santa Fe, al cual se destinarán mil 400 millones de pesos.

Sobre la proliferación de construcciones irregulares, el mandatario capitalino adujo que el origen de esa problemática está en el atraso de más de 25 años en el plan de desarrollo urbano del Distrito Federal, donde se ha optado por hacer planes parciales y modificaciones a la Ley de Desarrollo Urbano.

Fue enfático en señalar que si bien al gobierno central le corresponde revisar los usos de suelo, las delegaciones son las responsables de otorgar las licencias de construcción, trámite en el que empieza la danza de la lana.

Por este motivo, dijo, se convocará a expertos en materia urbana para que se haga un nuevo plan de desarrollo, el cual debe garantizar que, por ejemplo, no se construya en áreas verdes o en un pueblo originario, para que zonas como San Ángel no se conviertan en un mall.

Respecto del terreno donde está el AICM, y que será sustituido por una nueva terminal aérea, dijo que es tan grande el espacio que permite hacer una buena planeación urbana, que cuente con áreas verdes y vivienda digna, especialmente para las familias que por años han habitado esa zona.

AICM, foco rojo en seguridad

Miguel Ángel Mancera reconoció que el tema de la percepción sobre de la seguridad es uno de las temas más difíciles de combatir, aun cuando se emprenden acciones en ese sentido. En materia de seguridad, la ciudad de México recibe muchas presiones. Si sólo cuidáramos a la gente del Distrito Federal, serían 9 millones de personas, pero la realidad del flujo es de 17 a 20 millones de personas explicó.

Al preguntarle sobre la presencia de cárteles en la ciudad de México, respondió enfático que no, lo cual es confirmado por las autoridades federales, aunque remarcó que, sin ninguna duda, si hay un foco rojo en la ciudad de México, a mí me parece que es el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, como la entrada de droga.

Al enumerar las acciones de su gobierno en materia de seguridad, citó el incremento de las cámaras de videovigilancia, el rastreo de autos implicados en ilícitos por medio de arcos detectores distribuidos en la ciudad, las alarmas vecinales y centros de monitoreo, aunque, añadió, hay focos rojos que no se han podido solucionar.

“Hay tres temas pendientes con la Federación en los que no hemos podido avanzar: la portación de armas, incluso de uso exclusivo del Ejercito, que sólo amerita una multa porque no se ha modificado la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos; la falta de controles biométricos para registrar la entrada de bandas de extranjeros al país que delinquen una y otra vez sin ser detectados, y la falta de lectores de placas en las casetas de salidas carreteras para evitar que los autos robados salgan o entren sin ser detectados.

Mancera detalló que en menos de dos semanas de septiembre se iniciaron 14 averiguaciones previas con 15 puestas a disposición por portación de armas de fuego, la mayoría de 9 milímetros. Hay mucha gente armada en la ciudad, pero aun cuando son detenidos, salen bajo caución, y esa es una señal muy negativa, lamentó.

Dijo que ha planteado constantemente este tema en las reuniones de seguridad y con la Federación y que hasta el momento no ha ocurrido nada.

Asimismo, indicó, la llegada de bandas de extranjeros a la ciudad, principalmente de Colombia, se han traducido en la comisión de delitos como robo a casa habitación, robo a cuentahabiente, clonación de tarjetas y robo de carteras en bolsos de mujeres.

Una de las acciones que en breve se concretarán, tras una reunión con miembros de la Asociación de Bancos de México, es el endurecimiento de medidas de seguridad, que nuevamente están relajadas.

Ya puedes entrar con gorra, con lentes, con celular, con todo. Y estas bandas operan al observar las transacciones grandes y dar aviso a sus cómplices. Por ello se estudian mecanismos para que las operaciones puedan realizarse sin exposición visual.