Acnur
Crisis de refugiados en Europa se puede gestionar, según Acnur
6 septiembre, 2015
inversión
Repunte de inversión fija bruta, señal de crecimiento: sector privado
6 septiembre, 2015

Mantener búsqueda de los 43 normalistas, recomienda el GIEI

normalistas

Francisco Cox, Claudia Paz, Carlos Beristain, Angela Buitrago y Alejandro Velasco, expertos de la CIDH, en conferencia sobre el caso Ayotzinapa. Foto: Marco Peláez

Por Blanche Petrich y Emir Olivares

México, DF. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el caso Ayotzinapa realizó una veintena de recomendaciones al Estado mexicano tras presentar sus conclusiones por el crimen contra los estudiantes de esa normal.

Al presentar su informe final de sus primeros seis meses de trabajo, los expertos dividieron las sugerencias en varios tópicos: las referentes a la investigación, sobre la responsabilidad, por la búsqueda y las ligadas a la atención a las víctimas.

Entre otras, los cinco miembros del GIEI recomiendan: considerar otras investigaciones a derechos humanos, realizar más diligencias y abordar las gestiones pendientes; confrontar los peritajes con la evidencia balística; realizar cruces entre las muestras de ADN halladas en lo autobuses donde viajaban los normalistas y en sus ropajes con los perfiles genéticos de sus familiares.

Los expertos independientes nombrados por la CIDH también sugirieron que leas autoridades apoyen sus investigaciones con peritos independientes que indaguen probables actos de tortura contra los presuntos perpetradores del ataque y probable incineración de los normalistas.

Asimismo, agregaron que se abran las indagatoria para analizar la responsabilidad de otros cuerpos de seguridad, y no sólo de las policías de los municipios de Iguala y Cocula, y llevar a cabo nuevas capturas, particularmente de otros funcionarios implicados.

Mantener además el proceso de búsqueda de los 43 normalistas y otras personas que han sido desaparecidas.

También recomiendan que en los procesos judiciales se rechacen todas las pruebas obtenidas bajo tortura, que se reformen las fuerzas de seguridad a fin de profesionalizar a la policías, entre otras tantas.