Dilma
Dinero: Doble gasolinazo comenzando el año
23 diciembre, 2014
En dos meses, más de 176 mil han visitado la muestra de Kusama
23 diciembre, 2014

México exige justicia por los actos de barbarie cometidos en Iguala: Nuño

Patricia Muñoz Ríos

Enrique Peña Nieto; el jefe de la oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, durante la ceremonia por el 199 aniversario luctuoso del general José María Morelos y Pavón, ayer en Ecatepec, estado de México ■ Foto María Luisa Severiano

En la ceremonia conmemorativa de la muerte del general José María Morelos y Pavón (el 22 de diciembre de 1815), la cual fue encabezada por Enrique Peña Nieto, el jefe de la oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño Mayer, señaló que “hoy México vive momentos difíciles. El país exige justicia por los actos de barbarie cometidos en Iguala, estos hechos que nos han lastimado e indignado a todos”.
Nuño Mayer, orador principal en el acto por el 199 aniversario luctuoso, efectuado en Ecatepec, estado de México, señaló que “hoy día sociedad y gobierno debemos luchar codo con codo en contra de los verdaderos enemigos de México: impunidad, pobreza, desigualdad, violencia y corrupción”. Sostuvo que como siempre ocurre cuando se impulsan cambios profundos, las resistencias vienen de los que no desean perder privilegios y de quienes creen que no todos merecen las mismas oportunidades.
A la ceremonia acudieron 13 integrantes del gabinete –entre ellos los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; Marina, Vidal Soberón; Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; Hacienda, Luis Videgaray, y Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, así como legisladores federales y locales.
Nuño sostuvo que las transformaciones que impulsa el gobierno de Peña Nieto no sólo son indispensables, sino que necesitan ser más profundas.
El gobierno federal asumió la responsabilidad y tomó la iniciativa de llevar seguridad adonde no la hay, de impartir justicia donde no se ejerce y de frenar la delincuencia, particularmente en sitios en que se ha infiltrado en las instituciones, aseguró.
Añadió que el Presidente tuvo el valor de no prometer soluciones fáciles, sino plantear a la nación grandes retos y convocar a pensar de manera distinta, con el fin de transformar México, para lo cual su referente es Morelos.
Añadió que las reformas no se harán de un día para otro, sino que es necesario trabajar con el fin de resolver los problemas desde la raíz, pues sin cambios estructurales es imposible modificar la vida de los ciudadanos.
Esta es la demanda de la actual generación de mexicanos, que no se quiere conformar con soluciones a medias, insuficientes o pasajeras, apuntó.
Aseveró que el proyecto del actual gobierno trata de construir instituciones que ofrezcan oportunidades para todos, no sólo para unos cuantos. Otro objetivo es que México no sea sólo una democracia electoral, sino que también lo sea de oportunidades para la prosperidad.
También se trata de que no haya un solo mexicano con hambre; de que absolutamente todos los niños y jóvenes tengan acceso a educación de calidad; de que las pequeñas y micro empresas de todo México, no sólo las grandes, tengan acceso a crédito más barato; que se pague menos por la luz y el gas y se cuente con seguridad social.
Expuso que en este aniversario luctuoso del generalísimo hay que recordar que “nuestra nación se ha forjado en la adversidad”.
Es ocasión también para sumarse al reconocimiento que millones de mexicanos han hecho a las fuerzas armadas, que con profundo compromiso y lealtad al Estado han respaldado el esfuerzo del gobierno, indicó.
Al término de su intervención, señaló levantando la voz: “quienes tenemos el honor de acompañarlo en su gobierno, estamos unidos por la lealtad y por el compromiso a su liderazgo y al proyecto que encabeza para democratizar las oportunidades de los mexicanos. Nos honra ser parte de una nueva generación reformadora de este país. Por eso, con gran convicción y con gran emoción en esta batalla interminable, estamos con usted”.
En el mismo acto, el gobernador mexiquense, Eruviel Ávila Villegas, sostuvo que ahora México se mueve con acciones transformadoras propuestas por “el reformador del siglo XXI”: el presidente Enrique Peña Nieto.
Dijo que es momento de cerrar filas en torno al país y a su mandatario. Los mexicanos debemos seguir unidos en lo fundamental, porque hoy, como a principios del siglo XIX, el país sigue enfrentando enemigos y desafíos colosales.
“Tenemos la responsabilidad moral de mantener vigente ese legado y de enfrentar a nuestros verdaderos enemigos, como son la pobreza, la falta de inclusión y la inseguridad”, afirmó, e hizo un llamado a creer en México y actuar por el interés colectivo.
La bienvenida acto, que tuvo lugar en el Museo Casa Morelos, la hizo el presidente municipal de Ecatepec, Pablo Bedolla López.
Ahí, Peña Nieto, montó una guardia de honor ante la máscara mortuoria del Siervo de la Nación y depositó una ofrenda floral. Luego anunció que tomará unos días de descanso y reiniciará actividades el 2 de enero.

JSL
JSL