caso incapacidad del estado
Anuncia Peña Nieto que el Banco Mundial participa en el diseño del presupuesto 2016
2 septiembre, 2015
telemex
Si bien Telmex y América Móvil están bajo presión, seguirán como líderes del mercado
2 septiembre, 2015

México padece una política de Estado que propicia el asesinato de luchadores sociales

asamblea

José Antonio Román

Incubada por décadas en el país, la impunidad adquirió carta de naturalización en este tercer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, aseguraron el Comité de Padres de los Estudiantes Desaparecidos y Asesinados de Ayotzinapa y la Asamblea Nacional Popular.

Al presentar un contrainforme de gobierno, en el contexto de la entrega que oficialmente hizo el titular del Ejecutivo federal al Congreso de la Unión, el comité afirmó que el presidente Enrique Peña Nieto ha conducido al país a una de las mayores crisis en las décadas recintes, haciendo de su gestión unavergüenza para todo el mundo.

Los mexicanos, agrega el contrainforme, hemos visto que ocurren ejecuciones extrajudiciales, persecuciones y encarcelamientos de líderes sociales, así como desapariciones forzadas, y el ataque contra estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa constituye la peor y más indignante atrocidad que registra la historia reciente del país.

En el acto, realizado en el Monumento a la Revolución, Felipe de la Cruz, padre de uno de los estudiantes que sobrevivieron al ataque contra los normalistas el 26 y 27 de septiembre pasado en Iguala, Guerrero, y vocero del movimiento, leyó un texto de ocho cuartillas en el que se denuncia que en México hay una política de Estado que propicia el asesinato y desaparición de luchadores sociales, en medio de una total impunidad.

Acompañado por representantes de diversas organizaciones de la sociedad civil, De la Cruz continúo con la lectura del documento, el cual señala que “la política de eliminación de disidentes o insurrectos que desde hace años se emplea contra las comunidades indígenas y campesinas, hoy multiplica por todo el país el número de víctimas.

Pero a estas víctimas se intenta convertir sólo en una mera estadística, para ocultar los ríos de sangre, violencia y muerte, como las 22 personas ejecutadas por el Ejército en Tlatlaya, estado de México, hecho en el que, junto con otros, como los ocurridos en Apatzingán y Tanhuato, Michoacán; en Calera, Zacatecas, y en la colonia Narvarte de la ciudad de México, priva la impunidad.

Agrega que con las reformas estructurales aprobadas en este gobierno se busca legalizar el despojo de los recursos naturales y el territorio, el cual es entregado a los grandes corporativos. En contraparte, asegura, la inconformidad social crece cada día más.

En el transcurso del acto, varios padres de familia y representantes estudiantiles tomaron la palabra. El señor Mario González dijo que lo más peligroso del informe oficial de Peña Nieto son los aplausos que le brindan las clases política y empresarial, pues ello alienta a que siga la sistemática violación de los derechos humanos.

El contrainforme incluye una serie de demandas, donde la presentación con vida de los 43 normalistas es la central. Junto a ella están la abrogación de las reformas estructurales, libertad de todos los presos políticos y la erradicación de la desaparición forzada, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales.