tanque de gasolina
Interceptan 58 kilos de marihuana ocultos en el tanque de gasolina de una camioneta
11 agosto, 2015
congreso nacional
UASLP y AEM inaugurarán el 1er Congreso Nacional de Medicina Espacial
11 agosto, 2015

México sin riesgo ambiental por derrame de la Mina Gold King

un millón gold king vigilante coadyuvante

Vertimiento accidental de 3,750 m3 de aguas residuales mezcladas con metales pesados ocurrió el pasado 5 de agosto, a casi 600 km de territorio nacional

Entra Procuraduría en comunicación con la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA) para dar seguimiento puntual al caso

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) se mantiene atenta al derrame de aguas residuales mezcladas con metales pesados que se vertieron al río Ánimas el pasado 5 de agosto, provenientes de la antigua mina Gold King, cercana a Silverton, Colorado, Estados Unidos de América.

 Ante ello, esta Dependencia Federal ha informado a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y a la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) México y Estados Unidos, Sección Mexicana, sobre la ocurrencia de este evento para que, en el ámbito de sus respectivas competencias, le den seguimiento y se realice el monitoreo de las aguas del río Colorado a su ingreso a nuestro país.

 De acuerdo a lo informado oficialmente por la Región 8 de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA), que agrupa a los estados de Colorado y Utah, dicho evento se produjo durante los trabajos de limpieza que realizaba en la mina abandonada Gold King.

Lo anterior, luego de que presuntamente trabajadores de la propia Agencia norteamericana rompieron accidentalmente una represa de escombros que se había formado dentro de la mina.

 Con base en las dimensiones del socavón de la mina, la USEPA estima que se liberaron aproximadamente 3,750 m3 (1 millón de galones) de aguas residuales ácidas al cauce del río Ánimas que desemboca en el río San Juan en el estado de Nuevo México, afluente este último del río Colorado.

Como medida de control la USEPA, quien ha advertido al público no acercarse al río y evitar que los animales beban de sus aguas, construyó 4 represos en el sitio de la mina y tratan el agua derramada mediante la reducción de los niveles de acidez y la eliminación de metales disueltos.

Por su parte el gobierno local de Nuevo México  cerró las plantas de tratamiento de agua que tienen acceso al río.

 Es necesario mencionar que a lo largo del cauce del río Colorado, aguas abajo del derrame ocurrido, se ubican dos de las mayores presas de los Estados Unidos:  la Glen Canyon, en Arizona, y la Hoover, entre los estados de Arizona y Nevada.

Esto significa que dichas presas contendrían y diluirían el derrame de la mina antes de que éste pudiera llegar a territorio nacional, por alguna vertiente.

A fin de dar seguimiento a la evolución y control del derrame la PROFEPA mantiene estrecha comunicación con la USEPA, tanto con su sede en Washington, como con la Región 6 de la misma.