Por desaparición forzada, 31 años de prisión a subteniente del Ejército
18 agosto, 2015
Con maratón de visitas despiden a Leonardo y Miguel Ángel
18 agosto, 2015

Morena denuncia a Sedesol y SCT por toma de datos biométricos

Morena denuncia a Sedesol y SCT por toma de datos biométricos

Bertha Luján y Martí Batres presentaron una denuncia en PGR por uso indebido de datos personales en la entrega de pantallas. Foto: María Luisa Severiano

Por Alfredo Méndez y Ciro Pérez

México, DF. El partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentó este martes una denuncia penal en la Procuraduría General de la República (PGR) contra funcionarios de las secretarías de Desarrollo Social y Comunicaciones y Transportes, por el uso indebido de datos personales en la entrega de televisores del programa del gobierno federal.

La toma de datos biométricos a cambio de la entrega de televisores digitales, “no sólo es una flagrante violación a la ley sino que se trata del acto más intimidatorio que ha sido capaz hasta este momento el gobierno federal”, afirmó el presidente nacional de Morena, Martí Batres.

Denunció que se trata también “de un acto propio de un Estado totalitario, controlador y fascista”, y añadió que todo funcionario que haya ordenado tomar datos como huellas dactilares a los beneficiarios de este programa, entre otros, “deberá responder penalmente”.

Entrevistado en las instalaciones de la PGR, Batres también fue cuestionado sobre el próximo presidente nacional del PRI y respondió que Manlio Fabio Beltrones es un verdugo del pueblo.

“Es uno de los verdugos del pueblo de México, quiso aprobar la extranjerización de las playas, de las franjas fronterizas, hizo aprobar la entrada de agentes extranjeros armados, hizo aprobar la reforma energética, la reelección de alcaldes, la reforma educativa, la reforma laboral contra los trabajadores, es una decisión que va a tener sus costos”, refirió.

Agregó que Beltrones es repudiado por la gente, “pero que los mafiosos están a gusto de tratar con él”.
Dijo que en el PRI y en el gobierno federal tienen prendidos todos los focos rojos ante la caída de la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto.

“Simplemente es un signo de la crisis y de la desesperación que hay en el PRI. Hay alarma por la caída de la popularidad del Gobierno y del PRI, están preocupados pero no creo que puedan lograr mucho con Beltrones”, dijo Batres.