Reinstalan barandal del andador central de la calzada de Guadalupe
18 julio, 2018
Homenaje a Fernando Z. Maldonado en el Museo Regional Potosino
18 julio, 2018

Multa de $197 millones a Morena por fideicomiso

Imagen de la sesión de este miércoles en el INE. Foto Yazmín Ortega Cortés

Alonso Urrutia

Ciudad de México. En medio del cruce de acusaciones entre consejeros y la representación de Morena, el Instituto Nacional Electoral aprobó con 10 votos a favor y uno en contra, una multa por 197 millones 46 mil pesos al partido por haber incurrido en “fraude a la ley” para realizar un “financiamiento paralelo” a través de la creación del fideicomiso “Por los demás”, originalmente creado para apoyar a damnificados de los sismos. Según el INE hubo irregularidad en el manejo de 78 millones de pesos captados y operados desde el fideicomiso.

El consejero Ciro Murayama describió el “modus operandi” mediante el cual Morena había trasgredido incluso las reglas del propio fideicomiso al recibir dinero en efectivo –que se había anunciado como inviable- y retirar el recurso mediante militantes del propio Morena en efectivo. Subrayó que al realizar esta operación para el INE fue inviable detectar el destino final de estos recursos de procedencia ilícita –al realizarse por personas no identificadas vía efectivo- y vincularlo a un uso electoral.

Sin desvirtuar ninguna de las imputaciones de la operación irregular del fideicomiso, el representante de Morena, Horacio Duarte optó por cuestionar que personal del INE haya filtrado el expediente en plena veda electoral; descalificó la pretensión de algunos consejeros identificados con el poder actualmente, , para presionar a fin de que se aprobará la multa en ese contexto y demandó que se deslinden responsabilidades de esa filtración.

Acto seguido, tras cuestionar que haya un grupo de consejeros que operaron políticamente para perjudicar a Morena en la elección, Duarte amagó: “se les va a acabar su nombramiento pronto, sabemos quienes son y como van a votar cada una de estas falacias que no la pueden sostener”.

Ante El amago de Morena de anticipar la remoción de consejeros, el presidente del INE, Lorenzo Córdova acusó recibo y reviró a los amagos del partido que tomará el poder en diciembre: “Quien no esté conforme con las resoluciones del INE, venturosamente tiene el sistema de impugnaciones para inconformarse”. Acto seguido reivindicó la independencia y autonomía del instituto que será defendida “frente a cualquier poder, el que está y el que viene”.

Molesto ante los amenazas de la representación de Morena, dijo que cualquier demócrata debe admitir que el INE tiene facultades de fiscalización y que los partidos tienen un deber de rendición de cuentas. En su caso, hay los cauces institucionales y legales, por eso quien lea que hay inclinaciones políticos se equivoca.

Objetivo central de las acusaciones de Duarte, el consejero Marco Antonio Baños –quien fue ligado por el representante con el gobierno actual- aludió a los cuestionamientos a la actuación del INE: “esos discursos me suenan a Torquemada (…) Debería cuidar el discurso. No es el tono con el que deban hablarle a nadie”.

Duarte volvió a la carga, siempre sin aludir a las irregularidades atribuidas a Morena. “Nunca lo he insultado, lo he descrito. He descrito la sujeción a personajes públicos es evidente”, cuestionó, al insistir en sus vínculos al poder actual.

Mas allá del choque entre consejeros y Morena, casi la totalidad de los consejeros señalaron que hubo una conducta ilegal y consistente de Morena, para crear un fideicomiso con fines –con independencia de la intencionalidad de apoyar a damnificados- prohibido por la ley para los partidos. Entregar dádivas no es avalado por la legislación electoral, señalaron antes de describir unánimemente que hubo una inyección ilegal de recursos en efectivo al fideicomiso y un reitro de forma sistemática por militantes y personas ligados al partido, en forma en efectivo, lo que impidió al INE darle seguimiento al dinero.

JSL
JSL