El gobierno engaña con el caso Ayotzinapa: padres de víctimas
3 diciembre, 2014
por ser "compañero"
Policía de civil en acción, luego rescatado por ser “compañero”
3 diciembre, 2014

Narro: no se debe aceptar un país “amedrentado y sumido en el terror”

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Laura Poy, Mónica Mateos y Ángel Vargas

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, afirmó que no es posible aceptar un país “amedrentado, sumido en el terror, el odio y la venganza”. Por ello llamó a mantener la unidad y a no caer en el encono o la división ante los graves problemas de “impunidad, justicia, violencia y colusión de los aparatos de seguridad y de algunos gobernantes con el crimen organizado”. México está de luto, dijo, y requiere un cambio de fondo.
En su mensaje ante los 10 galardonados con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2014, exhortó a enfrentar la crisis y la “polarización extrema”, pues la nación requiere, anotó, la consolidación de un “verdadero estado de derecho”, donde se destierren la impunidad y la corrupción.
Reunidos en el patio de Trabajo de la Secretaría de Educación Pública (SEP), ante el secretario Emilio Chuayffet Chemor, aseguró que frente a la violencia que padecemos desde hace lustros, “que nos lastima y avergüenza, es necesario hacer un alto, debatir y reflexionar colectivamente. No se debe perder la confianza en las instituciones ni la esperanza de tiempos mejores”.
Tras expresar que la violencia, “venga de donde venga”, nunca debe ser combatida con más violencia, afirmó que si es necesario se deben reinventar las instituciones que han fallado.
A los jóvenes les pidió no olvidar que la protesta es compatible con el trabajo. “Los verdaderos cambios no transitan por la vía de la violencia. El cambio verdadero se produce mediante la inteligencia, el esfuerzo colectivo y la educación”.
Sin el presidente Enrique Peña Nieto, quien por vez primera no acudió a entregar los galardones a los científicos y creadores más destacados del país, destacó que cerrar escuelas “atenta contra el futuro, afecta a terceros y el patrimonio de nuestras instituciones. Nos perjudica a todos. La intolerancia es mala consejera”.
Estamos a tiempo, dijo, de recuperar la seguridad de la nación. “Si las instituciones se lastiman, no habrá nada para nadie. Es el momento de unir voluntades y esfuerzos, no de dividirnos. Es tiempo de reconocer las fallas y resolverlas.”
Transformar a México, aseveró, “no es un asunto de acuerdos o de compromisos en las cúpulas. Es un tema de participación de todos. Lo que está en juego es el porvenir de México”.
Por su parte, Chuayffet Chemor, quien reconoció la trayectoria de los premiados –Dolores Castro, Eraclio Zepeda, Arnaldo Coen, Néstor García Canclini, Enrique Semo, Carlos Arias, Mauricio Hernández, Mauricio López, Carlomagno Martínez y Alberto Vargas–, aseguró que crear un país mejor “no es ni será fácil”.
Tras comprometerse a entregar un mensaje del historiador Enrique Semo al presidente Peña: “Queremos hechos, no discursos”, manifestó que es momento de “innovar y proponer lo que nunca se ha intentado, romper con lo que nos ha anclado y diseñar nuevos caminos de paz, unidad y desarrollo”.
Al tomar la palabra por los galardonados, el escritor Eraclio Zepeda señaló que en la encrucijada que vivimos “el Presidente propone 10 puntos, pero ese paso implica el reconocimiento de la necesidad de cambios políticos y sociales. Por parte de los ciudadanos, la exigencia de mayor precisión y metodología para la aplicación de dichos puntos”.

JSL
JSL