Prisión a policía que mató a afroamericano en Charleston
7 diciembre, 2017
Persiste la resistencia de instituciones al Sistema Estatal Anticorrupción, lamenta Carlos Espinosa
7 diciembre, 2017

Neblina retrasa vuelo hacia Cd. Juárez; 200 pasajeros afectados

Usuarios de Vivaaerobús esperan un vuelo luego de que la aerolínea suspendiera su salida programada de la Ciudad de México a Ciudad Juárez. Foto Yazmín Ortega Cortés

César Arellano

Ciudad de México. Alrededor de 200 pasajeros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México resultaron afectados por la demora del vuelo de la aerolínea Vivaaerobús, que los trasladaría a Ciudad Juárez, Chihuahua, debido a las condiciones climatológicas adversas de neblina en la entidad.

Sin embargo la reprogramación generó enojó en los usuarios ya que la empresa aérea les prometió reponer los vuelos entre 10 y 30 días después. La mayoría comenzó a reclamar en los mostradores que tenía citas de trabajo o que llegarían tarde a sus destinos.

Personal de la Procuraduría federal del Consumidor acudió a la oficina de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en la terminal 1, donde les confirmaron que el retraso era por el mal clima y que el retraso no era imputable a la aerolínea y que de acuerdo a la ley serían reacomodados en el primer vuelo disponible, lo cual podría tardar al menos un día, o en su caso que les reembolsaran el costo del boleto.

Los pasajeros inconformes, algunos quienes respondieron que los trabajadores de Vivaaerobus les rembolsaban el dinero dentro de 10 días y que colocarlos en otro vuelo disponible podría tardar hasta una semana.

Dijo que de acuerdo con las reformas al Reglamento de la Ley de Aviación Civil que entró en vigor el 8 de noviembre, cuando la línea aérea perjudica al viajero, o sea el problema es imputable, es su responsabilidad acomodarlo en el primer vuelo disponible y, en algunos casos, cuando el pasajero tenga que pernoctar la espera deba ser por varias horas, tiene que pagarle comida y hospedaje.

El inconveniente se dio minutos después de la visita del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Rogelio Cerda Pérez, a los módulos que instaló en la AICM.