Lamenta rector intimidaciones contra universitarios activistas
21 octubre, 2014
Apoyo al hijo de Toranzo, una burla para la sociedad, dice Jaime Galván
21 octubre, 2014

“Asquerosa farsa” la búsqueda de normalistas: EPR

EPR

El Ejército Popular Revolucionario emitió un  comunicado en el que dice que la búsqueda de los normalistas es un montaje mediático.

El Ejército Popular Revolucionario (EPR) emitió la noche de este martes un comunicado en el que establece que “la búsqueda en los cerros por policías federales, el ejército y la marina”, así como la recompensa ofrecida para “localizar” a los 43 normalistas desaparecidos es “una asquerosa farsa y una burda maniobra mediática-gubernamental”.

Según esa agrupación armada, y su brazo político, “peinan los cerros, pero no buscan en los cuarteles policiaco-militares, en las instalaciones gubernamentales de todos los niveles, residencias, haciendas, fincas, propiedades de funcionarios y jefes policiaco-militares, de caciques y empresarios, lugares donde históricamente se confinan a los detenidos-desaparecidos por motivos políticos”.

La versión del EPR señala que “el comando de ‘civiles’ entre los férreos controles policiaco militares nunca existió, en realidad, son elementos en activo del ejército, la marina, la policía federal y la gendarmería en un operativo de aniquilamiento típico de los escuadrones de la muerte”.

También menciona el comunicado que “resulta grotesco, ridículo y perverso el montaje mediático que se ha desplegado desde las entrañas del aparato policiaco-militar para imponer la hipótesis de que este doble crimen de lesa humanidad fue obra del “’crimen organizado’ ‘que infiltró’ a las estructuras policiacas y políticas municipales, pretendiendo eludir la responsabilidad del Estado y diluir esta masacre y detención-desaparición forzada en las miasmas de la ‘delincuencia organizada’”.

En otro párrafo considera que “lo que acontece en Guerrero y en todo el país no es la ingobernabilidad; ni ausencia, ni quebranto del estado de derecho; tampoco debilitamiento institucional y mucho menos un Estado fallido. Es la fiel expresión de la imposición y despliegue del Estado policiaco-militar, de la imposición violenta de la voluntad burguesa sobre el pueblo, validada por un estado de derecho oligárquico que fue apuntalado con las recién impuestas reformas neoliberales”.

JSL
JSL