Senado aprueba en lo general ley de Fiscalía General
15 noviembre, 2018
DIF Estatal inicia acopio de cobijas y ropa invernal
15 noviembre, 2018

Organizaciones de DH celebran anulación de LSI

El magistrado presidente de la SCJN, Luis María Aguilar durante una sesión en imagen de archivo. Foto José Antonio López

Fernando Camacho Servín 

Ciudad de México. Organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales vivieron este jueves una jornada de sentimientos encontrados, pues aunque celebraron la anulación de la Ley de Seguridad Interior (LSI), al mismo tiempo manifestaron su preocupación ante la iniciativa del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de crear una Guardia Nacional integrada por elementos castrenses.

Luis Tapia, coordinador del área de defensa del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, consideró como una buena noticia que la Suprema Corte de Justicia de la Nación haya invalidado la LSI, ya que de esta manera se frena un intento de legalizar una estrategia de seguridad que ha propiciado graves violaciones de derechos humanos.

Sin embargo, lamentó que el próximo gobierno haya propuesto la creación de un cuerpo de seguridad formado y entrenado por militares, bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional, como una estrategia permanente para frenar la inseguridad, lo cual implica reforzar un paradigma que ha demostrado su ineficacia.

Por su parte, Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, coincidió en que la declaración de inconstitucionalidad de la LSI parecía abrir una oportunidad para regresar a los militares a los cuarteles, por lo que resulta preocupante que López Obrador “haya presentado una propuesta de seguridad que repite esencialmente el modelo de seguridad militarizada fallido y que ha permitido la comisión de graves violaciones de derechos humanos en manos de las “Fuerzas Armadas”.

De su lado, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, también saludó la anulación de la LSI y consideró que la propuesta de seguridad del nuevo gobierno tiene aspectos positivos, como poner énfasis en reducir la brecha de desigualdad y apoyar a los jóvenes, aunque al mismo tiempo recordó que los estándares internacionales “nos señalan la mayor restricción posible de las Fuerzas Armadas”.

En el mismo sentido, la Oficina de Washington en América Latina (Wola, por sus siglas en inglés) alertó que la propuesta de crear una Guardia Nacional formada por soldados y marinos es preocupante, pues “los militares nunca deben liderar instituciones civiles y tampoco debe priorizarse la capacitación militar sobre la policíaca, pues ello llevaría a más violaciones a los derechos humanos”.

JSL
JSL