Sting
Sting se reúne con familias de desaparecidos en México
12 Octubre, 2015
Buscará ayuntamiento coordinación con gobierno para “rescatar” el Centro Histórico con fines turísticos
12 Octubre, 2015

Otomíes luchan contra autopista Toluca-Naucalpan

autopista

Protesta realizada en apoyo a Xochicuautla, el 28 de julio de 2015. Foto La Jornada

autopista

Protesta realizada en apoyo a Xochicuautla, el 28 de julio de 2015. Foto La Jornada

Por Israel Dávila, corresponsal

Lerma, estado de México. El Consejo Supremo Otomí de la comunidad de San Francisco Xochicuautla, de este municipio, presenta este lunes ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), una controversia constitucional con el fin de echar abajo el decreto presidencial mediante el cual les expropiaron 36 hectáreas para concluir la autopista Toluca-Naucalpan, a cuya construcción se oponen.

La comunidad otomí estima que este proyecto carretero que edifica Juan Armando Hinojosa -uno de los contratistas más favorecidos por el gobierno mexiquense durante la gestión de Enrique Peña Nieto y la de Eruviel Ávila-, causará daño irreversible a la reserva ecológica conocida como El Bosque de Agua, y atentará contra los usos y costumbres de la etnia asentada en esa zona.

Desde el inicio del proyecto, en 2007, la comunidad ha emprendido una batalla legal que ha retrasado la construcción, aunque en julio pasado se emitió un decreto expropiatorio que para la gente de Xochicuautla “es ilegal”.

En el decreto se asegura que se consultó a la comunidad sobre el proceso expropiatorio y no hubo quien se opusiera, pero los habitantes de Xochicuautla niegan que se haya realizado la consulta. Han acusado también a las autoridades de los bienes comunales de haber engañado a los comuneros para que estamparan su firma en el documento, con el argumento de que se trataba de “apoyos en materia social”.

En el recurso que presentarán esta tarde, señalan que: “recurren a este ejercicio de defensa jurídica, arrinconados por una cerrazón política de todas las instancias del gobierno estatal y Ejecutivo Federal, para suspender de forma definitiva la autopista privada de cuota Naucalpan-Toluca, la cual de construirse implicaría una grave afectación al patrimonio cultural de los indígenas otomíes, sin soslayar el grave impacto ambiental, sobre todo en lo que se refiere a la recaudación del agua que se vería afectada en el Bosque Otomí-Mexica, también conocido como Santuario del Agua”.

Insisten en que “no existe autoridad alguna que tenga mayores facultades en materia de territorio y bienes naturales en la propiedad indígena, que cada uno de los pueblos indígenas en su propio territorio” (sic).

La autopista Toluca-Naucalpan unirá el poniente del Valle de México con el Aeropuerto Internacional Adolfo López Mateos, de la capital mexiquense. El inicio de operaciones se tiene proyectado para mediados del próximo año.