Buscan distanciar a las fuerzas armadas del pueblo, asegura el titular de la Sedena
10 febrero, 2015
frío
Otro frente frío golpea al estado
10 febrero, 2015

Para Rubido García los secuestros en Guerrero son “hechos aislados”

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Alonso Urrutia

El comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, consideró que los secuestros ocurridos el fin de semana en Guerrero fueron “hechos aislados” que no reflejan que la inseguridad en esa entidad se esté desbordando. Agregó que con la aprehensión de varios de los presuntos responsables se conocerán con precisión las motivaciones de esos hechos.
El funcionario subrayó que en cuanto se conozcan las declaraciones ministeriales de los presuntos responsables se tendrá el escenario más claro. Subrayó que la aprehensión de uno de los líderes delincuenciales del puerto de Acapulco reducirá la inseguridad en el lugar, pues se trataba de alguien que estaba dedicado a “sembrar el terror, pues actuaba en escuelas y cometían homicidios, siempre dejando mensajes de intimidación”.
Rubido García fue entrevistado al finalizar la ceremonia por el 102 aniversario de la Marcha de la Lealtad y señaló que existe la presencia federal de corporaciones de seguridad suficientes para garantizar la seguridad en el proceso electoral en la entidad. Sin embargo, mencionó que hasta el momento no han recibido ninguna petición de apoyo por parte del Instituto Nacional Electoral para resguardar sus instalaciones.
Cuestionado sobre la posibilidad de que se refuerce la presencia federal en Guerrero, dijo que hay una importante cantidad de elementos “sugiriendo que son suficientes para resguardar el proceso electoral”. Precisó que Michoacán, Guerrero y Tamaulipas son las tres entidades que tienen, por su condición, mayor foco de atención del gobierno federal, si bien el caso de Tamaulipas tiene sus particularidades.
En tanto, el funcionario refirió que en el caso de Matamoros, Tamaulipas, el resurgimiento de la violencia es consecuencia de una división del grupo delincuencial que controlaba la plaza. “Son ajustes de cuentas entre ellos, que actúan con una gran virulencia”.

JSL
JSL