Habrá cambios en la circulación por obras en la Avenida Universidad
12 Diciembre, 2015
ayotzinapa
Saber y experiencia, signo de los 5 del GIEI que coadyuvan en caso Ayotzinapa
12 Diciembre, 2015

Peña, sin voluntad para trabajar con víctimas: familiares de desaparecidos

peña

Marcha para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa. La imagen, de octubre pasado. Foto Carlos Ramos Mamahua

Por Alma E. Muñoz

Las iniciativas del Ejecutivo federal contra la tortura y las desapariciones son reflejo de la falta de voluntad política para trabajar en equipo con las familias y las víctimas, señaló Araceli Rodríguez, una de las voceras del movimiento por los desaparecidos en México, el cual creó su propia propuesta legislativa.

Dijo que no se les tomó en cuenta y exigió que se les permita participar en las discusiones que se realicen en el Senado.

Amnistía Internacional (AI) consideró que las propuestas del Ejecutivo no deben ser tratadas con apuros ni a la ligera, pues aún falta ver si cumplen con los más altos estándares internacionales de derechos humanos.

También, si los debates del Congreso incorporan cabalmente las opiniones de expertos y aquellas personas que han vivido en carne propia estos crímenes, señaló Perseo Quiroz, director Ejecutivo de AI México.

Ericka Guevara Rosas, directora para las Américas de la organización internacional, recordó que la tortura y las desapariciones en México son como una plaga que debe ser erradicada en el país”.

Las víctimas y sus familiares han esperado mucho tiempo por una cura al uso extendido de la tortura y al incontable número de personas desaparecidas en México, precisó el organismo.

Araceli Rodríguez, madre del sargento primero de la Policía Federal, Luis Ángel León Rodríguez, cuyo paradero, lo mismo que el de otros seis compañeros y un civil, se desconoce desde el 16 noviembre de 2009, cuando se dirigían a Ciudad Hidalgo, Michoacán, resaltó que no hay ley sin víctimas, sin las familias, y la del Presidente, con todo respeto, no tiene esa voz.

Sostuvo que leyes para atacar estos fenómenos tienen que hacerse desde la experiencia dolorosa que hemos vivido miles de familiares. No es una ley que venga de un tema político ni de uno que salga de la Presidencia de la República, porque Peña Nieto no tiene una hija o un hijo desaparecido y no sabe de ese dolor.

También cuestionó que las iniciativas presidenciales fueran presentadas hasta ahora.

Ayer las mandaron a la cámara, y ¿quien nos pela? Los legisladores están pensando en sus aguinaldos, en vacacionar, y las víctimas nos volvemos a quedar pasmadas.

Señaló que en el proyecto de ley contra desapariciones que se conoció, en ningún párrafo vimos la voz de víctimas, lo que queríamos y sentíamos. Además, tampoco se abría al tema de los servidores públicos desaparecidos y sus familias quedaron en el limbo.

Por esos y otros huecos, colectivos y organizaciones sociales creamos nuestra propia iniciativa, añadió.

Que bien que Peña Nieto sacó su iniciativa, pero exigimos que nos permitan decirles que duele mucho la ausencia de un ser querido desaparecido, y que no queremos una ley sin la voz de las familias.

Dijo que desde se conoció el borrador de la iniciativa, nunca los buscaron y “tan es así que, finalmente, en un encuentro en el Museo de la Ciudad de México entregamos al subsecretario de Gobernación, Roberto Campa, un documento sobre la ley que nosotros queremos y buscamos.