petroleo
Histórica baja mundial en la inversión en petróleo
2 octubre, 2015
contrataciones
Empresas en EU recortan puestos y reducen contrataciones
2 octubre, 2015

Pide Narro garantizar la pluralidad en la UNAM, ya “que es su fortaleza”

UNAM

El rector de la UNAM, José Narro, ofreció la conferencia Perspectivas de la educación superior en México. Foto Jesús Villaseca

UNAM

El rector de la UNAM, José Narro, ofreció la conferencia Perspectivas de la educación superior en México. Foto Jesús Villaseca

Por Arturo Sánchez Jiménez

No sé si se han enterado, pero el 17 de noviembre ya no seré rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Y quiero decirles a ustedes y a todos los universitarios que ojalá decidan dar, con absoluta libertad y conocimiento, una opinión respecto de lo que cada uno piensa sobre qué debe pasar en la universidad en adelante. José Narro Robles se dirigió ayer así al Sindicato de Trabajadores de la UNAM (Stunam). Fue una despedida, según sus propias palabras.

El rector de la UNAM asistió a la sede del sindicato universitario, dictó una conferencia y recibió un reconocimiento de parte de los trabajadores de la institución, a quienes les habló de su visión a futuro de la universidad. Admitió sentir nostalgia, pues está a mes y medio de concluir la que, dijo, ha sido la más extraordinaria experiencia de su vida.

Después de ocho años me faltan 45 días para terminar el periodo para el que fui designado. La mezcla de sentimientos es imposible de describir. Por un lado, está la satisfacción de haber intentado contribuir al desarrollo de la universidad; también está la sensación de frustración por los pendientes que no pude resolver. Se siente la melancolía de saber que llega el término de una responsabilidad. Qué bueno que así sea, pero qué difícil, duro y triste que suceda, fueron las palabras del rector.

Agradeció a los dirigentes sindicales la oportunidad de despedirse públicamente de los trabajadores. Sobre el proceso de sucesión que está en marcha en la universidad y mediante el cual la Junta de Gobierno de la UNAM nombrará al nuevo rector, Narro agregó que él participó como aspirante en varias ocasiones antes de ser designado. Fue hasta la cuarta ocasión que me nombraron. Ojalá ustedes consideren esto que les digo.

En su opinión, debe garantizarse la pluralidad en la universidad, pues aunquea veces se piensa que es su punto débil, en mi experiencia me he convencido de que en realidad es su fortaleza. En la pluralidad, continuó, cabemos todos, con la sola condición de ser universitarios; con intereses diversos, pero con la convicción de ayudar, proteger y fortalecer a la universidad de todos los mexicanos.

Deseó que en el país luchemos por conseguir una nueva utopía, por conseguir algo que se ve complicado o difícil: alcanzar un México más justo, libre y democrático, un país sin pobreza, con menor desigualdad, sin corrupción, donde la impunidad esté erradicada y tengamos más años y calidad de vida.

El Stunam le entregó una placa que dice: Reconocemos plenamente al rector Narro Robles por su gestión en la UNAM, por la defensa decidida que hizo de la educación pública mexicana y de nuestra máxima casa de estudios, de su autonomía y presupuesto.

Media hora duró el discurso de Narro Robles y una hora le tomó recorrer los 30 metros que había entre el lugar donde habló y la camioneta en la que partiría del local sindical. Fotos, abrazos y apretones de manos se lo impidieron. No lo acaparen y fórmense compañeros, gritaban los trabajadores a su alrededor. Una mujer incluso le dijo: Está usted muy guapo, señor rector. No sea mentirosa, respondió Narro con una sonrisa.