Aprueba Senado lista de candidatos para Fiscalía General
16 enero, 2019
La ‘Fiera’ ruge en el Azteca; vence a la ‘Máquina’ en Copa MX
16 enero, 2019

Policías de Durango detienen a 10 elementos de la PEP de Zacatecas

La detención se debió por una supuesta investigación por la desaparición de una persona. Foto @SSP_Zac

Alfredo Valadez Rodríguez, corresponsal 

Zacatecas. Diez agentes de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas (PEP) fueron detenidos por Policías Estatales de Durango (PED) y entregados a presuntos miembros del Cártel de Sinaloa, quienes los retuvieron y torturaron durante nueve horas, cuando realizaban un patrullaje carretero en el municipio de Miguel Auza a bordo de dos camionetas de dicha corporación.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 16:00 horas del pasado martes, cuando un grupo de cinco agentes, a bordo de tres patrullas de la PEP que circulaban con cierta distancia entre sí, para evitar una emboscada, fueron sorprendidos por sus homólogos duranguenses -que viajaban a su vez en cinco camionetas-, les marcaron el alto y los detuvieron. Al ver la acción, los policías zacatecanos que iban en la tercera camioneta alcanzaron a detenerse y huir para eludir la retención.

De acuerdo con la versión de los policías zacatecanos –quienes usaron desde la mañana de este miércoles las redes sociales e internet para difundir los hechos-, los diez integrantes retenidos, fueron desarmados y trasladados por la PED a una población limítrofe con Durango, donde literalmente “los entregaron a integrantes del Cártel de Sinaloa”.

Los presuntos miembros del grupo delincuencial, “despojaron a estos elementos de sus cargadores (los portacartuchos de sus fusiles AR-15), cascos, chalecos antibalas, equipo táctico y sus radios Matra”. Y comenzaron a interrogarlos y a torturarlos. Concretamente los “tablearon” durante horas.

Todo ocurrió 24 horas después de que aparecieran narcomantas con hieleras (con cabezas de cerdos), en los municipios zacatecanos de Loreto, Villa Gonzales Ortega y Pinos “dirigidas al Secretario de Seguridad Publica de Zacatecas, Ismael Camberos Hernández, al inspector jefe Víctor Hugo Villa y al inspector Juan Tepach Lagunes”, denunciaron los policías.

La Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas emitió una postura oficial por medio de un boletín, que generó inconformidad entre agentes de la PEP. En el comunicado número 051 de la SSPZ, se admite que: “Policías de Durango retuvieron a elementos de Policía Estatal de Zacatecas, por una presunta denuncia”. Sin embargo, se afirma que “al no existir delito, los elementos regresaron al territorio zacatecano, pero sin cargadores, cartuchos y radios Matra”.

Los policías zacatecanos “fueron retenidos por sus similares de Durango, por una presunta denuncia, relacionada con la no localización de una persona”. Pero “una vez que las autoridades de la entidad vecina no encontraron pruebas de lo señalado en la presunta denuncia”, fueron liberados, dijo Ismael Camberos Hernández, secretario de Seguridad Pública estatal.

“Hasta este momento es la información con que cuenta la dependencia… por lo que se podrá abundar en tanto avancen las investigaciones del caso”, mencionó el funcionario.

Al conocer el contenido del comunicado, los integrantes de la PEP lo calificaron de “puras mentiras”. Además, el titular de la SSP zacatecana, en ningún momento se refirió a la tortura sufrida por sus diez policías.

JSL
JSL