Juez ordena a MVS negociar con Carmen Aristegui; también anula su “línea editorial”
14 abril, 2015
Descarta STPS casos de extorsión en el campo potosino
14 abril, 2015

Portal estadunidense advierte de presencia del Estado Islámico en Ciudad Juárez

Desierto de Chihuahua

El Estado Islámico está operando un campo militar a tan solo unas cuantas millas de El Paso, Texas, según un reporte del portal de noticias estadunidense Judicial Watch, de acuerdo a sus fuentes entre las que se incluyen, afirman, un oficial de rango operativo del Ejército Mexicano u un inspector de la Policía Federal.

El lugar exacto de localización donde se encuentra el grupo terrorista, afirma el portal, es una base a ocho millas de distancia de la frontera entre México y Estados Unidos, en un área conocda como “Anapra”, situada al oeste de Cudad Juárez en el estado de Chihuahua. Según sus reportes, una célula más se encontraría operando en Puerto Palomas, cuyo blanco serían las ciudades estadunidenses de Columbus y Deming enNuevo México, ambas de fácil acceso desde el territorio mexicano (como se vio durante los días de la Revolución).

Durante una operación conjunta, afirman en el comunicado, entre el Ejército y la Policía Federal, los oficiales mexicanos habrían encontrado varios documentos en árabe y urdu, además de mapas y planos de Fort Bliss, la instalación militar norteamericana que aloja a la primer división blindada del ejército de Estados Unidos. Entre os objetos encontrados, estaban incluso tapetes de oración iguales a los utilizados por los musulmanes durante sus plegarias diarias.

Las fuentes en las procuradurías e inteligencia mexicanas señalan que el área alrededor de Anapra e dominada por el cártel de Juárez, liderado por Vicente Carrillo Fuentes, La Línea, el brazo armado operativo de dicho cártel y por Barrio Azteca, una banda originada en las cárceles de El Paso. Las operaciones de estos cárteles harían muy problemático el actuar de las fuerzas del orden mexicanas, puesno tienen la libertad que quisieran para investigar el caso.

De acuerdo a las mismas fuentes, los tratantes de personas conocidos como coyotes ayudadon a los integrantes del Estado Islámico a moverse a traés del desierto y por la frontera entre Santa Teresa y Sunland Park, en Nuevo México. Por su partem al este del Paso y Ciudad Juárez, se habrían colado a territorio estadunidense por la poco custodiada frontera de Acala y Fort Hancock, Texas. Estas áreas en específico fueron señaladas como blanco del Estado Islámico debido a la falta de agentes migratorios y policías municipales en los dos lados de la frontera, y por la amplitud de zonas de difícil acceso y vigilancia que son aprovechadas también por los narcotraficantes comunes.

Según el reporte, el EI también trataría de usar las vías ferroviarias y aeroportuarias de Santa Teresa, en Nuevo México, como puerto de entrada al resto de Estados Unidos. Señalan incluso que ya tienen vigías repartidos en las montañas de East Potrillo, para facilitar a los integrantes del Estado Islámico transitar sin ser vistos por las patrullas fronterizas de los dos países. Incluso advierten, que ya hay varios integrantes del grupo haciendo labor de reconcimiento en algunas universidades pequeñas de la región, en el campo de pruebas de misiles de White Sands, en las instalaciones gubernamentales de Alamo Gordo, en Fort Bliss, y en las plantas eléctricas de Anapra y Chaparral.

JSL
JSL