fiba 2015
En épico partido México gana a Argentina; va a semifinales del FIBA 2015
10 septiembre, 2015
Da Vinci
Museo Británico explora técnica de dibujo de la época de Da Vinci
10 septiembre, 2015

México, preparado para volatilidad: Videgaray

volatilidad

Por Víctor Cardoso

México, DF. El gobierno federal no se ha planteado un “plan B” para sobrellevar la volatilidad de los mercados financieros internacionales y la caída de los ingresos públicos por concepto de petróleo, porque se han adoptado medidas preventivas y “lo importante es el Plan A, diseñado para enfrentar un escenario que ya está dado”, aseguró el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Al inaugurar el Foro Expansión correspondiente a 2015, el funcionario afirmó que se han diseñado una serie de medidas preventivas para cualquier tipo de escenario económico: “Hemos actuado de manera preventiva y ahora siguen los pasos para reducir las necesidades de financiamiento del gobierno federal”.

Señaló que los tres fundamentos para hacer frente a la actual crisis son: responsabilidad para proteger la economía nacional; austeridad y racionalidad en el aparato gubernamental y, generar mecanismos para aumentar la participación privada en el financiamiento de infraestructura pública.

Explicó también que adelantar la liberación de precios de gas y gasolinas automotrices es una medida para permitir que la caída en los precios del petróleo y de esos combustibles se refleje en la economía familiar de los mexicanos y no sólo en los ingresos financieros del gobierno federal, afirmó el secretario de Hacienda.

Videgaray Caso también resaltó un elemento contenido en el paquete económico al que no se le ha dado mucha difusión y es el uso de los remanentes del Banco de México para el pago de la deuda y/o la estabilización de las finanzas públicas.

Esos remanentes representan recursos generados por las actividades del banco central, no son cuantificables y hasta el primer trimestre de este año sumaban 31 mil millones de pesos. Hasta este año el Banco de México sólo tenía la obligación de entregarlos a la Secretaría de Hacienda sin un fin específico, pero se ha tomado la decisión de que a partir de 2016 sean utilizados para la disminución de la deuda pública o fortalecer los fondos de estabilización de las finanzas gubernamentales.