Dilma
Dinero: El chapulín de Miguel Hidalgo
27 febrero, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Piden padres de normalistas evitar que el caso Iguala quede en el olvido
27 febrero, 2015

Profesores de la Ceteg y grupos civiles exigen castigar a los policías federales

Héctor Briseño y Sergio Ocampo

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero marcharon en Acapulco para exigir castigo a los responsables de la muerte del profesor jubilado Claudio Castillo Peña, de la cual responsabilizan a la Policía Federal, y la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos ■ Foto Javier Verdín

Acapulco, Gro. Miles de maestros e integrantes de organizaciones sociales participaron ayer en la Marcha de la Dignidad en Chilpancingo, Acapulco y Tlapa, y exigieron castigar a los policías federales que la noche del martes desalojaron mediante la fuerza el bulevar de las Naciones en el puerto, a raíz de lo cual falleció el maestro jubilado Claudio Castillo Peña, de 65 años de edad. Al cumplirse cinco meses de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, los manifestantes exigieron la presentación con vida de los jóvenes.
A las 5:30 de la mañana, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) denunciaron en Acapulco que 11 de sus compañeros permanecen desaparecidos a raíz del desalojo de la manifestación del martes.
Manuel Salvador Rosas Zúñiga, representante de la comisión política de la Ceteg de la región Costa Grande, afirmó que cuatro maestras sufrieron abusos sexuales durante su detención y traslado a la sede de la Policía Federal (PF).
“Tenemos informes de cuatro compañeras que sufrieron violación por los policías federales”, pero aún se analiza si se procede legalmente, siempre y cuando sea de acuerdo con la voluntad de las afectadas, advirtió.
El dirigente deslindó al movimiento del chofer del autobús que embistió a la PF. La mayoría de unidades usadas por los manifestantes el martes fueron rentadas y otras tomadas para la marcha en la que participaron 5 mil 500 profesores, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación federal.
“Nosotros ya podemos señalar, por toda la información que se cruza, que entre el conductor del autobús y la PF había comunicación y algo plenamente preparado”, resaltó Rosas Zúñiga. “Era un autobús que estaba con nosotros, pero en ningún momento fue decisión del movimiento hacer lo que se hizo”.
Más tarde, unos 2 mil 500 profesores marcharon por la costera Miguel Alemán. Esta vez el aparato de sonido que habitualmente llevan en una camioneta permaneció en silencio durante la primera parte de la marcha y los manifestantes gritaron consignas y entonaron cánticos.
“¡Ayotzi vive, vive y vive, la lucha sigue, sigue y sigue!”, coreaban, y esa consigna se mezclaba con la voz de una mujer: “¡Claaaudio vive!” En una cartulina que portaban se leía: “Gran victoria de la policía: asesinan a un jubilado sin capacidad para caminar”.
En Chilpancingo, maestros de la Ceteg, la mayoría de la región de la Montaña, instalaron un plantón fuera del palacio de gobierno y realizaron un mitin.
Ahí, Saturnino García afirmó que Castillo Peña fue asesinado a garrotazos por los federales y desmintió que haya sido aplastado, como dijo Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad. El activista exigió la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto, porque no ha solucionado la demanda de presentar con vida a los 43 estudiantes.
En Tlapa, unos 500 maestros, estudiantes y policías comunitarios marcharon al zócalo local. Antonio Díaz Leal, uno de los maestros detenidos por la PF durante el desalojo, pidió un minuto de silencio en memoria de su compañero Claudio Castillo. “Fue represión, no un enfrentamiento, como dice el gobierno”, sostuvo.
En San Jerónimo, municipio de Benito Juárez, maestros de la Ceteg e integrantes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado bloquearon la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, cerca del puente principal, para protestar contra la represión que sufrieron. En Ometepec, en la Costa Chica, manifestantes causaron destrozos y prendieron fuego al palacio municipal.

Velan al Gallo Claudio
Por la mañana, en Acapulco profesores concentrados en las oficinas de los Servicios Educativos de la Secretaría de Educación de Guerrero colocaron una manta fuera del lugar donde fue velado Claudio Castillo, en la que pidieron la salida de la PF de las zonas conflictivas del puerto.
“El Gallo Claudio aquí estaría”, dijo una maestra, tras señalar una silla sobre la cual estaba una veladora encendida y ofrendas florales, fuera de las oficinas llamadas Ex Ineban, en prolongación avenida Universidad, a unos metros de la Diana.
En ese sitio Claudio recibía a profesores, atendía a reporteros, asesoraba a pensionados y alentaba la defensa de los trabajadores del magisterio, explicó un maestro.
A las 6 de la mañana, los restos del profesor fallecido fueron trasladados a Tanganhuato, municipio de Pungarabato, región de la Tierra Caliente, donde será sepultado.

JSL
JSL