Falleció David Bowie, figura en la historia de la música
11 enero, 2016
Los marinos siguieron las huellas de ‘El Chapo’
11 enero, 2016

Prohibir el uso de mariguana vulnera el derecho al placer

Prohibir mariguana “vulnera el derecho a obtener placer”, dice la investigadora emérita de la UNAM, Herminia Pasantes. Imagen de archivo. Foto Carlos Ramos Mamahua

Por Emir Olivares Alonso

La prohibición de consumir mariguana vulnera el derecho de las personas a obtener placer en la forma que cada quien lo desee. Si bien es adictiva en un porcentaje por cierto muy bajo, todo individuo debe tener la opción de elegir si la usa o no, consideró Herminia Pasantes Ordoñez, investigadora emérita del Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y una de las especialistas mexicanas más reconocidas en temas de neurobiología.

En entrevista, la ganadora del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2001 resaltó que no es fácil realizar estudios científicamente controlados acerca de los efectos de la mariguana en el cerebro. Lo anterior –enfatizó– porque regularmente quienes la consumen la acompañan de productos como tabaco, alcohol u otras sustancias sicotrópicas.

Pasantes Ordoñez consideró que la decisión de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de otorgar un amparo a cuatro personas para el usolúdico de esta yerba, su siembra y consumo para uso personal –sin incluir comercio, suministro o distribución– fue atinadísima. Si bien ella no usa lacannabis, decidió tramitar un amparo similar para abonar a que se siente jurisprudencia y sean las personas las que decidan si la consumen o no.

Desde hace 50 años he visto vulnerado mi derecho a obtener placer de la forma que yo quiera, y una de esas formas podría ser el uso de drogas. En lo personal no me gustan porque hay un componente de adicción. ¿Quiero volverme esclava del cerebro? Sí o no es una determinación mía, nadie tiene derecho a decidir por mí mientras no afecte a otros.

La científica explicó que el tetrahidrocanabinol es el principal componente de la mariguana que genera efectos en el cerebro. Sin embargo, enfatizó que la ciencia aún no puede definir cuáles son las alteraciones que causa exclusivamente la cannabis.

Indicó que el organismo produce su propia mariguana natural, que son los endocanabinoides, presentes prácticamente en todas las áreas del cerebro, principalmente en las que tienen que ver con el placer y también en la corteza (donde se toman las decisiones y se procesa la memoria).

“Cuando se consume cannabis, ésta entra en los sitios donde actúa nuestra mariguana natural, pero es más potente, por eso tiene efectos de mayor placer. El problema es que no podemos definir si su consumo afecta emociones, memoria, toma de decisiones y el proceso cognitivo. Se hacen experimentos con animales, pero aquí hay grupos controlados, con el mismo peso y antecedentes; se les inyecta una cantidad controlada de la sustancia y se miden los niveles en la sangre.

Con esos parámetros controlados se puede advertir que si se incrementan los niveles de tetrahidrocanabinol, el más importante principio activo de la mariguana, una rata no puede escaparse de un laberinto, como sí lo hace una que no recibió la sustancia. Pero extrapolar eso al humano es más complicado.

La primera diferencia es que la mariguana, agregó, no se inyecta intravenosamente, sino que se fuma, razón por la que no se puede saber qué cantidad de tetrahidrocanabinol llega al cerebro. Para conformar un grupo experimental también hay problemas: tenemos que conocer también a los individuos, que tengan un IQ similar, saber cuál es el estado de su cerebro y hasta sus antecedentes familiares. Por eso quienes hacen investigación son muy prudentes, no hablan de que lo que vieron sea sólo por causa de la mariguana. Esto es algo muy importante que se debe remarcar.

Desde su punto de vista el debate en torno a este producto y su eventual regulación debe darse con criterios científicos y sin posiciones políticas. Por ello criticó al titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, quien aseveró que la discusión es bienvenida, pero rechazó el uso de la mariguana.

“Vamos a encontrar toda clase de obstáculos del Estado. El gobierno está reaccionado, en particular Peña Nieto, quien actuó de forma poco racional y fijó su posición. Si él dice ‘hagan el debate, pero voy a estar en contra’, eso da la impresión de que el debate tendrá toda clase de sesgos”.