Diógenes y la libertad de expresión
9 junio, 2018
Estudiantes del Conalep ganan premio nacional del agua y competirán en Suecia
9 junio, 2018

Promulga Amieva amnistía para detenidos en marchas y protestas

Enfrentamiento entre la policía y manifestantes en el centro de la Ciudad de México, tras la toma de protesta de Enrique Pena Nieto como presidente, el primero de diciembre de 2012, fecha en que fueron detenidos gran parte de los beneficiados por la amnistía declarada ayer. Foto Jesús Villaseca

Raúl Llanos Samaniego

Luego de promulgar la Ley de Amnistía, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez, ofreció una disculpa pública a aquellas personas que por “fallos o errores” fueron detenidas luego de participar en las manifestaciones que se realizaron de diciembre de 2012 a diciembre de 2015.

El Ejecutivo local habló en la presentación del programa El derecho a manifestarse y a la protesta social en la Ciudad de México –acto al cual asistieron familiares y víctimas de detenciones en las marchas realizadas en aquellas fechas, así como integrantes de su gabinete y del Poder Judicial– y subrayó que esa disculpa forma parte de la recomendación que en su momento emitió la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) sobre ese asunto.

Ante Nasheli Ramírez, titular de la defensoría de derechos, Amieva destacó: “No hay un espacio más público que éste, ante ustedes, autoridades y medios de comunicación, para decirles que como titular del gobierno de la ciudad ofrecemos una muy sentida y sincera disculpa pública, y lo hacemos en el sentido de que hay hechos que no se pueden olvidar”.

Se prevé que con este nuevo ordenamiento –que ayer mismo se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México y entró en vigor como ley que extingue la atribución de ejecutar penas y medidas de seguridad contra quienes participaron en manifestaciones entre el primero de diciembre de 2012 y el primero de diciembre de 2015– favorezca a cerca de 510 personas que hoy en día están acusadas por delitos como ataques a la paz pública, ultrajes a la autoridad, rebelión, motín y sabotaje, entre otros.

Durante la ceremonia, que se realizó en la sede de la CDHDF, el mandatario capitalino expresó que las recomendaciones que emite este órgano autónomo son para entenderlas y atenderlas y no para regatear, discutir o atacar.

Remarcó que “cuando nosotros tenemos conocimiento de una norma que está mal, es labor y visión cambiarla (…) cuando las leyes no se convierten en un instrumento de servicio, sino en un herramienta de represión, y cuando las instituciones se convierten en mano ejecutora de una normatividad que está mal, pues hay que cambiar la norma y las instituciones”.

Frente a representantes de organizaciones de la sociedad civil que también se dieron cita en ese acto, Amieva Gálvez subrayó que el decreto que promulgó no sólo extingue la pretensión punitiva, sino que reconoce –como autoridad– algo que se hizo mal y respeta un proceso legislativo, que es la voluntad popular.

Resarcirán daños

Tras hacer manifiesta la disculpa pública, el mandatario local detalló que esto lo hace en el sentido de que hay hechos que no se pueden olvidar; hay heridas que tardan mucho en sanar; hay esquemas que no se pueden superar si no es con este reconocimiento, con este acompañamiento, con la plena disposición y voluntad de estar con ustedes, yo como jefe de Gobierno, y todo el equipo de trabajo que está conmigo.

Añadió que la libertad de manifestación es para ejercerse y respetarse; convocó a que “reconstituyamos, reforcemos, regeneremos ese tejido social que nos permite escucharnos como sociedad, comunidad, colectividad en la Ciudad de México”.

En entrevista posterior, afirmó que a la par del perdón que se otorgará a personas hoy presas, se les resarcirá los daños que se reclamen.

JSL
JSL