Variado programa cultural en SLP para este fin de semana
25 mayo, 2018
Realizan mantenimiento correctivo en puente de avenida Universidad
25 mayo, 2018

Próxima sentencia contra militares que abusaron de Valentina Rosendo

Valentina Rosendo en conferencia en 2012. Foto Cuartoscuro

Fernando Camacho Servín 

Ciudad de México. En los próximos días, una juez federal emitirá la sentencia del juicio penal que se le sigue a dos militares acusados de cometer tortura, violación y abuso de autoridad en contra de Valentina Rosendo Cantú, lo que significa “una oportunidad histórica” para demostrar que los elementos de las Fuerzas Armadas no están por encima de la ley”, señalaron diversas organizaciones internacionales de derechos humanos.

En un comunicado conjunto –firmado entre otros por la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos, la Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México y Acción Cristiana para la Abolición de la Tortura–, los colectivos destacaron que el de Rosendo es un caso paradigmático que demuestra la violencia en que han incurrido soldados contra la población civil.

Como se recordará, la indígena me’phaa fue víctima de tortura sexual por parte de elementos del Ejército en febrero de 2002, cuando tenía únicamente 17 años de edad, lo que generó que en 2010 la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitiera una sentencia en contra del Estado mexicano, por lo que dicho organismo llamó “violencia institucional castrense”.

Los organismos internacionales destacaron que el episodio de Valentina Rosendo fue el primer caso de tortura sexual cometida por soldados que ameritó un fallo de este tipo, y que ahora será juzgado en el fuero civil ordinario del país “bajo un encuadre de los delitos correctos”, lo que sentará un precedente fundamental para otros abusos similares.

Además de poner a prueba la capacidad del Estado mexicano de llevar a la práctica las reformas al Código de Justicia Militar aprobadas en 2014 –que impiden que violaciones de derechos humanos cometidas por soldados sean investigadas por cortes castrenses–, se tiene la oportunidad de sentar jurisprudencia sobre la calificación de los hechos como tortura sexual.

“El Poder Judicial de la Federación tiene una oportunidad histórica e irrepetible de enviar un mensaje contundente de que ni los soldados ni los marinos están por encima de la ley y del Estado de derecho, y que deben rendir cuentas cuando cometan abusos y delitos contra civiles”, recalcaron las organizaciones firmantes.

JSL
JSL