violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Queman vehículos y disparan a la oficina de diario Presente de Poza Rica, Veracruz
3 agosto, 2015
Astillero, Pacto por México
Astillero: Mensaje de advertencia
3 agosto, 2015

“Que no quede en la impunidad como decenas de casos”, exigen en el Ángel

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Víctor Ballinas

En la glorieta del Ángel de la Independencia, cientos de personas, entre ellos muchos jóvenes y decenas de fotógrafos y camarógrafos, exigieron justicia por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y las cuatro mujeres que fueron ejecutadas junto con él, el pasado viernes por la noche en el Distrito Federal.
“¿Dónde está, dónde está, la justicia, dónde está?”, cuestionaron con gritos los asistentes.
El periodista Témoris Grecko destacó que el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, está obligado a agotar todas las líneas de investigación sin descartar el trabajo periodístico de Rubén, que había recibido amenazas en el estado de Veracruz, donde residía, y ese clima de violencia lo obligó a salir y refugiarse en el Distrito Federal.
Sin embargo, la violencia ya alcanzó al Distrito Federal, donde “Rubén Espinosa creyó refugiarse para estar seguro, pero hasta acá lo alcanzó esa violencia homicida”.
A ese monumento empezaron a llegar desde las 15 horas decenas de jóvenes y personas que fueron convocadas a través de las redes sociales al mitin de protesta contra los cinco crímenes y para solidarizarse en la exigencia de justicia, que no quede en la impunidad como ha ocurrido con decenas de casos más.
“Fue el Estado, fue el Estado” el que asesinó al fotógrafo de Proceso y Cuartoscuro y a las cuatro mujeres, aseveraron durante la concentración el investigador de la Universidad Veracruzana Alejandro Saldaña, amigo de Nadia Vera y de Espinosa Becerril. “Justicia, justicia”, gritó en el micrófono.
Abundó que Nadia habló hace semanas en un noticiero sobre las fosas clandestinas que se han encontrado en Veracruz y que “todos sabemos que existen, como las hay en Tamaulipas, Guerrero y otros estados”.

Improvisada ofrenda
Ahí, en el Ángel, los jóvenes y muchas personas de la sociedad civil improvisaron cartulinas en las que escribieron: “Narcogobierno de Veracruz fue quien asesinó al periodista”, “Fuera Duarte del gobierno, viva la prensa libre”, “Fue el Estado”, “Rubén Espinosa, fotoperiodista y luchador social”, “Fuera Peña Nieto”, “Justicia para Rubén”.
De manera improvisada colocaron una ofrenda en la escalinata: flores y veladoras en memoria del fotógrafo y las cuatro mujeres asesinadas. A un lado, decenas de fotógrafos se retrataron con máscaras en la cara con la imagen de Rubén.
En el mitin, previsto para las 16 horas pero que empezó casi media hora más tarde, la hermana de Rubén Espinosa expresó: “Ojalá que haya justicia para mi hermano y para toda la gente que muere en este país. Él era un ángel, su luz opacó a muchos y lo mataron porque decía la verdad”.
Hizo una invitación a todos los amigos de su hermano a acompañarlos al funeral; “serán bienvenidos, pero no es para que hagan un acto político, respeten su memoria, no tomen fotografías ni hagan entrevistas en el velorio”.
Antes de partir hacia la representación del gobierno de Veracruz en la ciudad de México, habló Omar García en nombre de los padres de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y de la comunidad estudiantil, para sumarse en solidaridad con la familia del fotorreportero asesinado.
“Exigimos que se haga justicia en este caso y no quede en la impunidad como muchos otros; ya se sabía que tenía amenazas y no hicieron nada para protegerlo”.
Antonio Aranda, periodista independiente, tomó la palabra y expresó que la justicia no ha llegado a muchos compañeros que, así como Rubén, fueron asesinados o agredidos.
Abundó: “El crimen organizado, el gobierno y la sociedad nos cuestionan a los periodistas por nuestro trabajo, pero la verdad es que nos partimos la madre para decir la verdad; a mí me tocó que en mi redacción modificaran las fotografías y notas para que no hablara mal del presidente Enrique Peña Nieto. Los comunicadores y fotógrafos no tenemos miedo, lo que pasa es que no contamos con ninguna protección”.
Se dio lectura a un mensaje que enviaron comunicadores de Acapulco: “La masacre cometida contra cinco personas en la colonia Narvarte, entre ellos nuestro colega Rubén Espinosa, constituye una nueva escalada en la violencia ejercida contra periodistas por el crimen organizado y agentes del Estado mediante de sicarios.
“Espinosa Becerril fue torturado y ultimado con dos tiros en la cabeza, junto con él cuatro mujeres más fueron ejecutadas con la misma saña; los que perpetraron este crimen repugnante siguieron al compañero desde su estado (Veracruz) hasta la ciudad de México, sólo con el fin de asesinarlo de la manera más bestial. Esta escalada se traduce ya en 89 periodistas ejecutados”.
Del Ángel de la Independencia salieron en marcha hacia la sede de la representación del gobierno de Veracruz, donde realizaron un mitin de protesta. Ahí Epigmenio Ibarra aseveró: “Estamos otra vez aquí encabronados por el asesinato de Rubén Espinosa y cuatro mujeres. ¿Cuántas masacres más vamos a esperar?, ¿con cuánto silencio nuestro les vamos a permitir que sigan saqueando a este país?”
Refirió las desapariciones de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la masacre de Tlatlaya y el niño de Ostula. “Todo eso reclama de nosotros una actitud más decidida; lo que sigue es participar y exigir los gobiernos federal, estatal y municipal que investiguen. Justicia, justicia”.

JSL
JSL