Dilma
Dinero: Marta Sahagún disputará a Margarita la Presidencia
28 diciembre, 2015
Operativo de PF en carreteras por nevadas
28 diciembre, 2015

Recomendación de la CNDH al gobernador Graco Ramírez

La Comisión Nacional de los Derechos Humano (CNDH) emitió una recomendación dirigida al gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido, por violaciones al derecho a la protección de la salud materna en agravio de una mujer embarazada que perdió a su bebé por la mala atención en un hospital dependiente del gobierno estatal. Tras realizar el análisis del caso, el organismo presidido por Luis Raúl González Pérez acreditó elementos suficientes para concluir que las omisiones de servidores públicos del nosocomio afectaron los derechos humanos de la víctima, de 25 años. En la recomendación, que se puede consultar en la página de la CNDH (www.cndh.org.mx) el ombudsman nacional exhortó al mandatario estatal a tomar las medidas pertinentes para reparar el daño ocasionado a los padres, que incluye el pago de una indemnización o compensación, y se les brinde atención médica y sicológica. Los hechos se dieron entre abril y mayo de 2014 en el Hospital General de Tetecala Dr. Rodolfo Becerril de la Paz, dependiente de los servicios de salud de la entidad. En esa clínica, la mujer tuvo el seguimiento y control prenatal de su embarazo, en citas de los días 15 y 25 de abril y 6 de mayo de 2014. Siete días después –informó la CNDH–, cuando cursaba 38 semanas de gestación, al no sentir los movimientos del producto, la mujer acudió al hospital, donde le practicaron un ultrasonido y le informaron que, efectivamente, el producto no presentaba frecuencia cardiaca ni movimiento. Sus familiares buscaron una segunda opinión y la trasladaron a una clínica privada, donde se les dijo que había una carencia de líquido amniótico y no existía frecuencia cardiaca fetal. La mujer regresó al hospital Dr. Rodolfo Becerril de la Paz, solicitando atención de urgencia, pero la recepcionista le informó que la doctora estaba ocupada y que no podía atenderlos. En la recomendación se requirió al gobernador de Morelos colaborar ampliamente con la CNDH en la queja y denuncia que promueva, respectivamente, ante la Secretaría de la Contraloría y ante la Fiscalía General del Estado, así como a dar seguimiento y suscripción de la agraviada en el Registro Único de Víctimas de la entidad. Sugirió también que se adopten en ese hospital las medidas necesarias para que en términos de la norma oficial mexicana correspondiente, los médicos internos de pregrado no sean expuestos a actividades sin asesoría y supervisión del personal de contrato. Plantea que se diseñen e impartan en los hospitales de los servicios de salud de Morelos cursos integrales y talleres de capacitación y formación en materia de derechos humanos de las mujeres, con perspectiva de género, haciendo énfasis en el trato humanizado hacia ellas; la instrucción deberá incluir el manejo de las normas oficiales mexicanas. Pide que se exhorte al personal médico de ese hospital para que entreguen copia de certificación y, en su caso, recertificación, tramitadas ante los consejos de especialidades médicas, para que acrediten la actualización, experiencia y conocimientos suficientes que les permitan brindar un servicio adecuado y profesional.

La Comisión Nacional de los Derechos Humano (CNDH) emitió una recomendación dirigida al gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido, por violaciones al derecho a la protección de la salud materna en agravio de una mujer embarazada que perdió a su bebé por la mala atención en un hospital dependiente del gobierno estatal.

Tras realizar el análisis del caso, el organismo presidido por Luis Raúl González Pérez acreditó elementos suficientes para concluir que las omisiones de servidores públicos del nosocomio afectaron los derechos humanos de la víctima, de 25 años.

En la recomendación, que se puede consultar en la página de la CNDH (www.cndh.org.mx) el ombudsman nacional exhortó al mandatario estatal a tomar las medidas pertinentes para reparar el daño ocasionado a los padres, que incluye el pago de una indemnización o compensación, y se les brinde atención médica y sicológica.

Los hechos se dieron entre abril y mayo de 2014 en el Hospital General de Tetecala Dr. Rodolfo Becerril de la Paz, dependiente de los servicios de salud de la entidad. En esa clínica, la mujer tuvo el seguimiento y control prenatal de su embarazo, en citas de los días 15 y 25 de abril y 6 de mayo de 2014.

Siete días después –informó la CNDH–, cuando cursaba 38 semanas de gestación, al no sentir los movimientos del producto, la mujer acudió al hospital, donde le practicaron un ultrasonido y le informaron que, efectivamente, el producto no presentaba frecuencia cardiaca ni movimiento. Sus familiares buscaron una segunda opinión y la trasladaron a una clínica privada, donde se les dijo que había una carencia de líquido amniótico y no existía frecuencia cardiaca fetal.

La mujer regresó al hospital Dr. Rodolfo Becerril de la Paz, solicitando atención de urgencia, pero la recepcionista le informó que la doctora estaba ocupada y que no podía atenderlos.

En la recomendación se requirió al gobernador de Morelos colaborar ampliamente con la CNDH en la queja y denuncia que promueva, respectivamente, ante la Secretaría de la Contraloría y ante la Fiscalía General del Estado, así como a dar seguimiento y suscripción de la agraviada en el Registro Único de Víctimas de la entidad.

Sugirió también que se adopten en ese hospital las medidas necesarias para que en términos de la norma oficial mexicana correspondiente, los médicos internos de pregrado no sean expuestos a actividades sin asesoría y supervisión del personal de contrato.

Plantea que se diseñen e impartan en los hospitales de los servicios de salud de Morelos cursos integrales y talleres de capacitación y formación en materia de derechos humanos de las mujeres, con perspectiva de género, haciendo énfasis en el trato humanizado hacia ellas; la instrucción deberá incluir el manejo de las normas oficiales mexicanas.

Pide que se exhorte al personal médico de ese hospital para que entreguen copia de certificación y, en su caso, recertificación, tramitadas ante los consejos de especialidades médicas, para que acrediten la actualización, experiencia y conocimientos suficientes que les permitan brindar un servicio adecuado y profesional.