violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
“Legal”, limitar el acceso a documentos sobre movimientos sociales del pasado: Ifai
30 marzo, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Para el Movimiento por la Paz, “ya van 160 mil muertos por la violencia”
30 marzo, 2015

Recorte presupuestal frena el estreno del nuevo Archivo General de la Nación

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Fabiola Martínez

Una vez más la falta de presupuesto impide tener en operación una nueva casa para alojar y conservar la memoria histórica del Estado mexicano.
El Archivo General de la Nación (AGN) tiene un acervo de más de 375 millones de fojas, millones de imágenes y más de 70 colecciones fotográficas, actualmente bajo el techo del antiguo Palacio de Lecumberri.
Por la relevancia de este tesoro documental se decidió construir una nueva e idónea casa para albergar este tesoro, así como un laboratorio de conservación y restauración de materiales.
Han pasado seis años desde el arranque del plan. Sin embargo, por falta de recursos, el nuevo edificio de acervos y el laboratorio todavía no están listos para llevar ahí este gran legado.
En los nuevos inmuebles, construidos justo a un costado del viejo Palacio de Lecumberri, sobresalen todavía varillas, huecos sin puertas y el terregal de los trabajos de albañilería.
El de acervos no es cualquier edificio, sino una mole gris de concreto, de características muy especiales, todas ligadas a la penumbra, condición indispensable para la conservación de este tipo de materiales.
En los laboratorios, el primer bloque en construirse, aparentemente hay más avance, aunque todavía no hay condiciones para una mudanza en breve.
Todos los documentos del AGN formarían una línea de 52 kilómetros. Ahí están, por citar sólo algunos ejemplos, documentos firmados por Hernán Cortés (siglo XVI), los códices del marquesado del Valle (mismo siglo), de Techialoyan de Cuajimalpa (XVII), así como mapas, planos e ilustraciones novohispanos con pictografías indígenas de los siglos XVI al XVIII.
También ahí están los Sentimientos de la Nación, documento presentado en 1813 por el independentista José María Morelos y Pavón; la correspondencia de los revolucionarios Francisco Villa y Emiliano Zapata, o los archivos presidenciales de Francisco I. Madero hasta nuestros días.
El intento de dar al AGN un sitio para preservar la memoria histórica de México no es nuevo. En 2009 se planeó llevar el tesoro documental a Cuajimalpa, pero el proyecto fue truncado por falta de presupuesto.
Por tanto, se inició la construcción en los mismos terrenos donde se encuentra actualmente. El plan es llevar todos los documentos al lado de Lecumberri, y convertir lo que fue penitenciaría (1900-1976) en un museo de sitio.

El plan no se ha concluido
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) emitió en diciembre pasado un dictamen (13-0-04EZN-04-0061) sobre las inversiones físicas del proyecto, caso específico la “construcción del nuevo edificio de laboratorios fase II, y el equipamiento del nuevo edificio técnico del AGN, así como la preparación de la fase III:
“A la fecha de la revisión (noviembre de 2014), los trabajos ya se encuentran concluidos; sin embargo, no se han puesto en operación por falta de equipamiento y mobiliario”, advierte la ASF.
A escala general, la ASF señala en la página 15 del informe: “Se determinaron nueve observaciones, las cuales generaron tres recomendaciones y seis solicitudes de aclaración”.
María de las Mercedes de la Vega Armijo, directora del AGN, aseveró que la ASF no hizo observaciones al organismo, sino pidió algunas aclaraciones.
“Cuando la auditoría hace observaciones es que se hizo algo mal. Nosotros no hemos hecho nada mal; ¿qué aclaración nos pidió? Pues, ¿por qué no está en operación el edificio de laboratorios? La respuesta es muy sencilla: no hemos tenido los recursos para ello.
“En eso estamos. De hecho ya pudimos comprar una parte importante del equipamiento. Obviamente para este año no viene el presupuesto que nosotros desearíamos; les ha ocurrido a todas dependencias públicas. Hemos sufrido una reducción en los recursos, pero vamos a lograr hacer algo”, dijo en entrevista.
“Vamos a empezar a equiparlo –agregó la funcionaria–, y en la medida de las posibilidades lo vamos a poner en operación”.
El AGN es la memoria histórica de este país “y no debemos olvidar que los archivos son un antídoto contra la amnesia colectiva”, indicó.

JSL
JSL