Egresaron 144 jóvenes de la facultad de ingeniería de la UASLP
27 junio, 2015
argentina
Argentina embarga a empresas de EU y GB
27 junio, 2015

Rectores de UACM y UAEM reiteran apoyo a padres de normalistas

normalistas
normalistas

El Rector de la UACM, Hugo Aboites y du hmólogo de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Jesus Alejandro Vera durante su participación en la jornada de 43 horas por los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa realizada en Bellas Artes. Foto Francisco Olvera

Por Laura Poy y Alma Muñoz

México, DF. Durante la jornada político-cultural 43 por 43, rectores de las universidades autónomas de la Ciudad de México (UACM) y del Estado de Morelos (UAEM) reiteraron el apoyo a los padres de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre, y aseguraron que este hecho “es un crimen, pero también es un momento de rebelión que debe sacudir lo más profundo de nuestras conciencias y corazones”.

Reunidos en la llamada carpa de la paz, Hugo Aboites, rector de la UACM, destacó que los padres y madres que buscan a los normalistas desaparecidos han generado una  “unanimidad nacional, una conciencia única  de que no se puede hacer lo que se está haciendo con nuestros niños, con nuestros jóvenes. Que no se vale que nos arrebaten a nuestros hijos, que esto se haga contra los más pobres, con los indígenas, y contra los habitantes de aquellos estados que son los más olvidados del país”.

Se trata de una acción, dijo, que “afortunadamente en México, todavía es algo que duele profundamente, que hace surgir de muchos corazones, de muchas conciencias, la idea y la manifestación mínima de solidaridad. Esto es fundamental, porque quiere decir que una gran aportación que están haciendo los familiares, padres y madres de los desaparecidos es darle a México motivos de unidad, la solidaridad de los de abajo, para desde ahí cambiar también al país”.

Por su parte, Jesús Alejandro Vera Jiménez, rector de la UAEM, enfatizó que son “ya varios años en que cotidianamente nos enteramos de existencia de fosas  con cadáveres en todo el territorio nacional. Sabemos del profundo dolor que esta violencia inocula en el corazón de muchos hermanos nuestros, si bien para muchas autoridades y connacionales son sólo un número, para nosotros tienen nombre y apellido”.

Y aseguró que junto con los familiares de la víctimas, en solidaridad con su lucha, “no dejaremos de nombrar (a los desaparecidos), pero no sólo eso, tampoco dejaremos de plantearnos la necesidad de reflexionar sobre las formas de nuestra convivencia, de las relaciones y la forma de constituirnos en una nueva nación”.

Por su parte, Aboites, enfatizó, que la solidaridad con esta causa no sólo se trata de gestos como acudir a las marcas, también es muy importante, dijo, que las comunidades universitarias entiendan que “no puede haber una formación profesional, sino  esta pendiente, integrada a lo que ocurre en el país. No se vale producir, como si fueran mercancías ingenieros capaces, también deben ser  sensibles a lo que ocurre en el país”.

Y subrayó que es necesario que la universidad  se pronuncie para que “quede perfectamente claro, que no hay una verdadera formación universitaria si no incluye a los pobres del país, así como sus demandas de justicia y solidaridad”.