homicidio el caliente pandilleros escalerillas esposo daños a un vehículo
Auxilian a mujer que estaba siendo golpeada por su esposo
15 julio, 2015
violencia a
Asaltante de tiendas OXXO tiene 13 denuncias en su contra; ya está detenido
15 julio, 2015

Reforma energética “enloquecida carrera para el despojo”: ‘Galeano’

Galeano

Por Elio Henríquez, corresponsal

San Cristóbal de Las Casas, Chis. La reforma energética aprobada en el presente gobierno “no es sino el clarín de arranque para una enloquecida carrera para el despojo”, afirmó elSubcomandante Galeano.

Agregó: “Y no hablamos sólo de los territorios bajo custodia de los pueblos originarios”, sino “de los fondos de retiro, es decir, las pensiones de la clase trabajadora” del país.

“Se entiende que allá arriba todavía haya quien crea que en las reformas está la salvación de México.  O que es sólo la venta del patrimonio nacional”, agregó en un comunicado.

Dijo que “abajo debe de quedar claro que el objetivo de las reformas es acabar de destruir lo poco que queda en pie… para que sea reconstruido y repoblado”.

Galeano (antes Marcos) señaló que “en México los analistas de arriba se mesan sus cuidadas cabelleras viendo cómo las reformas, tan aplaudidas por ellos, lo único que han logrado hasta ahora es desordenar más la ya caótica economía nacional”.

Abundó: “Se quejan, por ejemplo, de que la reforma energética no haya traído las mieles inmediatas que prometían, pero las reformas tenían precisamente ese objetivo: desordenar y destruir”.

Sostuvo que “la guerra urbana que ha modificado el ‘rostro’ de las ciudades no sólo tiene como objetivo los terrenos y construcciones.  Los servicios son el plato fuerte.  El suministro de agua potable es manejado con calculada perversidad: la escasez alienta el surgimiento de empresas de pipas de agua que desplazan a las tradicionales y van monopolizando paulatinamente el mercado.  Así como con el agua: el transporte, las comunicaciones, la seguridad y hasta la basura”.

Expuso que “el argumento falaz que suele ‘sostener’ la necesidad de la privatización de los servicios es que así mejorará el servicio, será más barato y de mejor calidad”, pero “no hay un solo caso que respalde esa afirmación”, pues “todos los servicios privatizados son más caros, de peor calidad y con pésima atención”.

El dirigente zapatista aseveró que “acostumbrada a que la pobreza y la desgracia siempre pertenecían a otra geografía o a otro calendario, la mal llamada clase media comienza a darse cuenta de que su lugar está cada vez en las víctimas y no en los espectadores (en el papel de verdugo nunca, aunque suspire por estarlo)”.

Dijo que “el proceso de urbanización, lento si fuera racional, es ahora una locura.  Como si una guerra estuviera operando y, en lugar de blindados, fueran las maquinarias de construcción las que, paradójicamente, destruyeran.  Si un razonamiento lógico sería: crea los servicios y después urbaniza; la realidad es lo contrario: urbaniza y ya luego ve lo de los servicios”.

Galeano se preguntó si los problemas sociales se deben a una falta de capacidad administrativa, de oficio político, de probidad, de visión de Estado o si son consecuencia ineludible de un sistema social.

Es decir, continuó, “las decisiones fundamentales, las que orientan el rumbo de una sociedad digamos nacional, ¿siguen en la esfera del Estado, del gobierno, de la administración pública?. Incluso los paliativos, los consuelos del ‘corto plazo’, ¿son posibles?”.

Afirmó que “en buena parte del mundo, el problema ha sido ubicado en la administración pública.  Y es casi unánime el diagnóstico de que se trata de un asunto de corrupción de los aparatos gubernamentales”.

Pero aquí, dijo, “el asunto es que, para disputar el combate a la corrupción, no hay una bandera definida políticamente.  Contra la corrupción administrativa está la derecha, la izquierda y la política ‘independiente’.  Todos se afanan por ofrecer probidad y honestidad… y todos terminan por ser alcanzados por algún escándalo”.

Comentó que lo anterior plantea “una pregunta fundamental, pensamos nosotros, nosotras, zapatistas: el Estado Nación, es decir, el Estado tal y como lo conocíamos, ¿ha permanecido intocado en la guerra del sistema? ¿O estamos frente a un holograma, una imagen de lo que fue, una figura de cartón piedra donde distintos personajes ponen el rostro para la foto de temporada?.

“¿O ni una cosa ni la otra: el Estado Nacional ya no es lo que era, pero mantiene alguna resistencia frente a los poderes supranacionales? Cuando los representantes de algún estado europeo, digamos de Grecia, se sientan a hablar con la señora Ángela Merkel, ¿están hablando con el Bundestag o con el Fondo Monetario Internacional… o con el Banco Central Europeo… o con la Comisión Europea… o con los 4… o con ninguno?”

Para poder conocer la respuesta, añadió, “pensamos, necesitamos reconstruir la genealogía del Estado Nación, y confrontar el resultado con la realidad actual.  Y entonces hacer preguntas:¿Cuáles fueron sus bases, y cuáles se mantienen, cuáles desaparecieron, cuáles mutaron?
¿Cuáles fueron sus funciones, su lugar, su área de influencia, su área de interés?. Porque a primera vista parece evidente que algunas de sus características principales yacen ya como víctimas de la guerra en curso.  Es cada vez más difícil hablar de soberanía, de territorio, de autoridad, de monopolio de la violencia, de dominación jurídica, de independencia”.