CNTE
Detienen a cuatro dirigentes de la CNTE en Oaxaca
29 octubre, 2015
PAN
Catean domicilio de presunta mujer que envenenó a perros; encuentran grabaciones y raticida
29 octubre, 2015

Regresan senadores a diputados Ley de Ingresos

ingresos

Senadores durante la reunión de Comisiones Unidas de Hacienda y Estudios Legislativos para discutir la Ley de Ingresos, la víspera. Foto María Meléndrez

ingresos


Senadores durante la reunión de Comisiones Unidas de Hacienda y Estudios Legislativos para discutir la Ley de Ingresos, la víspera. Foto María Meléndrez

Por Andrea Becerril y Víctor Ballinas

México, DF. El Senado de la República devolvió a la Cámara de Diputados la Ley de Ingresos de la Federación y la miscelánea fiscal, a la que formuló 10 cambios, entre ellos el revertir la disminución del impuesto a los refrescos con alto contenido de azúcares, acordada inicialmente en San Lázaro. Estableció además una banda de fluctuación, a fin de impedir que los precios de la gasolina y el diesel se disparen más allá de la inflación el próximo año.

El llamado paquete económico se aprobó en las primeras horas de este jueves, luego de una larga jornada nocturna de casi nueve horas de discusión. Incluyó también cambios a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, a fin de poner candados a los llamados “moches”.

Los legisladores de oposición sostuvieron que el precio de la gasolina se elevará en 2016, por lo menos en tres por ciento, que es el porcentaje en que se preve el incremento al índice inflacionario. Ello fue rechazado por la senadora del PRI, Blanca Alcalá.

“El mecanismo que estamos poniendo habla de una banda de fluctuación, que nunca será superior al precio que tenemos en este momento. Por supuesto, nunca tampoco será superior a la inflación, que está considerándose del orden del tres por ciento y hará viable en distintos momentos la posibilidad de bajas al precio de la gasolina”, sostuvo.

Sin embargo, el perredista Mario Delgado exigió “ decirle la verdad a la gente, que el impuesto a la gasolina irá al alza y que, de entrada, se va a incrementar 40 centavos por litro. Se pasará, sostuvo, “de una economía petrolizada a una economía gasolinizada”.

Su compañera de bancada, Dolores Padierna, agregó que engañan a la población, ya que nada garantiza que el combustible no vaya a subir, sobre todo porque el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en esa materia se incrementa, al pasar de 2.50 a 4.16 por ciento.

La senadora Padierna agregó que en un artículo transitorio de la Ley del IEPS se trata de corregir el riesgo de incremento a la gasolina, cuyo precio se libera en 2016, de tal manera que tengan un máximo.. Sin embargo, recalcó, “ la gasolina ya subió tan solo por el aumento de impuestos.

La senadora del PRI Blanca Alcalá trató de refutarla, pero Padierna le respondió que no era un asunto de ideología y la remitió a leer el texto.

Su compañero de bancada , Alejandro Encinas, resaltó que de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, la recaudación por el impuesto a la gasolina pasará de 31 mil 300 millones de pesos a 209 mil 40 millones.

Otro perredista, Luis Sánchez, propuso reducir el impuesto a las gasolinas, pero ni siquiera logró que se votara ponerla a discusión.

A excepción de los cambios previamente consensados, no pasó ninguna de las reservas planteadas. La mayoría PRI-PVEM y parte del PAN rechazaron la propuesta que formularon el senador Sánchez, el panista Daniel Avila y la senadora independiente Martha Tagle para incrementar a dos pesos el gravamen a las bebidas embotelladas de alto contenido de azúcar.

El senador Encinas resaltó que con el impuesto de un peso, que se instauró hace dos años y ahora se reintegra, se redujo en nueve por ciento el consumo de los azúcares, lo cual tendrá un impacto positivo en la estrategia nacional para la prevención y el control del sobrepeso y la obesidad.

El senador Armando Ríos Piter comentó que no es un asunto menor haber dado marcha atrás a la reducción del impuesto a los refrescos, pese al fuerte cabildeo de las empresas de la industria embotelladora. El primer resultado, dijo, es haber puesto en la agenda nacional el grave problema de la obesidad infantil en México y se rescataron “muchos millones de pesos que se pueden convertir en mayor acceso a agua potable, en bebederos para niños, en políticas públicas que transformen la cultura alimentaria de nuestro país”.

El perredista Fernando Mayans propuso exentar al cacao del impuesto de ocho por ciento que se le ha impuesto por considerarlo dentro de la comida chatarra, lo que fue rechazado.

Los grupos parlamentarios del PRD y PT se pronunciaron en contra del excesivo endeudamiento planteado en la Ley de Ingresos. La senadora Padierna resaltó que la deuda pública, según reportó la Secretaría de Hacienda, es de más de 8 billones de pesos y para 2016 el presidente Enrique Peña Nieto solicitó 520 mil millones de pesos más.

Para este año, expuso, el Congreso le autorizó 573 mil millones, pero contrató 810 mil millones, que utilizó para financiar gasto corriente.

Poco antes de las cinco de la mañana concluyó la discusión en lo particular y lo general y la minuta con la Ley de Ingresos y la miscelánea fiscal se regresó a la Cámara de Diputados.