Entrega UASLP estados financieros auditados al Congreso de la Unión
7 diciembre, 2017
PRI protesta contra designación de fiscal anticorrupción en Guanajuato
7 diciembre, 2017

Renuncias en gobierno, arranque anticipado de campañas: oposición

Al centro de la imagen, José Antonio Meade y Mikel Arriola, durante la presentación del programa de recuperación de ahorro para el retiro, en marzo pasado. Foto Guillermo Sologuren

Enrique Méndez y Roberto Garduño 

Ciudad de México. Los reacomodos en el gobierno federal, derivados de las precandidaturas a la Presidencia de la República, Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y próximamente gobernadores de nueve entidades, generaron reacciones de diputados priístas y perredistas que interpretaron esos cambios como el proceso natural con vista a los comicios del año 2018.

Las rotaciones en el gabinete presidencial, a raíz de la renuncia de José Antonio Meade y de Mikel Arriola, precandidatos a la Presidencia y a la Jefatura de Gobierno, de parte del Revolucionario Institucional, fueron observadas desde la oposición como “un arranque anticipado de las campañas electorales”. Emiliano Álvarez y Rodrigo Abdalá, de Morena, advirtieron que el aparato político-electoral establecido abrió la puerta a ambos aspirantes, promovidos por el PRI, “a adelantarse, poniéndose en ventaja sobre el resto de los contendientes”.

En respuesta, el presidente de la Mesa Directiva, Jorge Carlos Ramírez Marín, expuso que los adversarios del PRI están ocupados en la precandidatura de José Antonio Meade y de Mikel Arriola, porque “en el caso del llamado Frente Ciudadano por México, ni siquiera tiene candidato. Y en el caso del licenciado (Andrés Manuel) López Obrador debería preocuparse por no proponer soluciones que podrían beneficiar a la delincuencia organizada.

“José Antonio Meade va a ganar la Presidencia de la República, y Mikel Arriola es un extraordinario candidato para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Esperemos que haya mucho debate, y también esperamos que Andrés Manuel López Obrador no empezará a decir que no asistirá a los debates”.

Al preguntarle, si aspira a la candidatura del PRI por el gobierno de Yucatán, Ramírez Marín, dijo que él sí aspira a ocupar esa posición, pero su partido habrá de decidir, porque primero se encuentra la unidad -dijo-, hay compañeros que también lo desean, pero si a mí me toca haré sentir orgullosos a los ciudadanos de mi estado.

Para su compañero de bancada, el coordinador de los diputados priístas César Camacho el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no tendrá problema en sustituir a los funcionarios que participarán en las campañas electorales. “Ha echado mano de colaboradores que estaban en las mismas áreas de responsabilidad, de modo que no les resulta novedosa la situación, y el diagnóstico de la administración del presidente Enrique Peña Nieto. En esta se habrán de consolidar avances, es el tiempo de la firmeza y la consistencia”.

El mexiquense reprochó en medio de todo el tema electoral que el Frente Ciudadano por México, sólo tiene de frente el nombre. “Que ellos procesen directamente sus diferencias como lo consideren, a nosotros lo que nos importa es acrecentar la unidad en torno a José Antonio Meade, pues lo más importante son las alianzas con los ciudadanos”.

El coordinador del PRD, Francisco Martínez Neri, expuso que para la oposición priísta, Meade “continúa sin crecer, no repuntó como esperaban”, dijo, y al exponer su postura sobre la participación de Aurelio Nuño como coordinador de Meade en campaña, reprochó: “el señor Nuño quedó a deberle al país, porque su reforma educativa la hizo sobre la base de las amenazas de despido a los trabajadores, y así lo que menos vemos es que haya posibilidades de repunte a favor del precandidato Meade”.

El oaxaqueño, se refirió a la aspiración de Mikel Arriola por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, y fue despectivo: “Yo creo que la participación de Mikel Arriola va a ser testimonial. Mandan a alguien con un perfil que busca encontrar posibilidades de apoyo (sic)”.

JSL
JSL