Astillero, Pacto por México
Astillero: Aplastar disidencias
22 julio, 2015
Intelectuales y artistas expresan contundente apoyo a Toledo
22 julio, 2015

Sepultan en Michoacán al niño baleado por militares

niño

Por Daniela Osorio y Óscar Celaya; Ernesto Martínez / de La Jornada Michoacán y corresponsal

Ayer fue sepultado Idilberto Reyes, de 12 años, quien murió el domingo pasado de un balazo durante el ataque perpetrado por elementos del Ejército Mexicano contra pobladores de Ostula, comunidad de Ixtapilla, municipio de Aquila, Michoacán, quienes protestaban por la detención del líder de la policía comunitaria de la región, Semeí Verdía. En tanto, personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) acudió a Aquila este martes, con expertos en balística, para investigar el incidente, que dejó saldo, además de la muerte del menor, de cuatro personas heridas a tiros.

El sepelio comenzó a las 12 horas en la palapa del restaurante Costa de Michoacán, a escasos metros de donde Idilberto falleció, y fue enterrado en el cementerio de la comunidad La Ticla. Miguel Reyes, padre del niño, reprochó que hasta el momento no se han acercado las autoridades para ofrecerle apoyo.

Indicó que ya presentó una denuncia ante el Ministerio Público, con sede en el municipio de Coahuayana, pero desconfía de que se castigue a los asesinos de su hijo. No teníamos nada que ver con los soldados ni con la protesta. Yo quisiera que no nos trataran de esta manera, que nos respetaran. No nos deberían haber castigado así. Mi hijo era un niño que no tenía nada malo.

Jenny Nathalie Pineda Reyes, de seis años, quien sufrió una herida de bala en la cabeza durante los hechos del domingo, es nieta de Miguel. Estaba junto con Idilberto y su hermano Miguel cuando fueron baleados.

Ernestina Reyes, madre de Jenny y hermana de Idilberto, confirmó la versión de los pobladores de Ixtapilla: los soldados abrieron fuego a mansalva contra los indígenas. Aseguró que vio a los soldados disparar directamente contra los niños mientras corrían, y vio caer a Idilberto cuando éste llevaba a Jenny de la mano. Los militares dispararon contra ellos, yo los vi, relató.

Si hay algo que no vamos a perdonar, es lo que le hicieron a ese niño. Esto no se le va a olvidar nunca a la comunidad. Esto nos duele más que nada, Nos dieron en nuestra parte más débil y nos la vamos a cobrar, dijo un doliente durante el funeral.

Mientras tanto, personal de la CNDH acudió ayer a Ixtapilla. De acuerdo con el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), José María Cázares, el visitador regional con sede en Lázaro Cárdenas, Luis Martínez, llegó desde el lunes a Santa María Ostula para dar seguimiento a la queja de oficio que la CEDH comenzó.

Indicó que el visitador se encontró con una camioneta incendiada en el puente de Ixtapilla, así como personas con palos en un retén. Comentó que al entrevistarse con una persona que dijo ser el comandante, éste le indicó que no había presencia del Ministerio Público ni de la CNDH.

Por su parte, comuneros de Aquila anunciaron que implementarán nuevas medidas de presión para que sea liberado Semeí Verdía, internado en el Centro Federal de Readaptación Social número cuatro en Tepic, Nayarit, acusado de portación de arma de uso exclusivo de las fuerzas armadas. Asimismo, indicaron que más de 800 comuneros de Ostula, Ixtapilla, El Duin y Huizontla, municipio de Aquila, así como autodefensas de Chinicuila, Coahuayana y Coalcomán, mantienen bloqueos en la carretera Ciudad Lázaro Cárdenas-Colima, y retienen dos tractocamiones y un camión de volteo.

El asesor de la sindicatura de Aquila, Elinelet Juárez Martínez, aseguró que en las pasadas 48 horas la situación se ha tensado en la región. La gente no quiere salir de sus casas y sólo lo hace para comprar alimentos.