Muere sobreviviente del accidente aéreo en Cuba
21 mayo, 2018
Segunda semana de desobediencia civil en EU
21 mayo, 2018

Serán ‘millennials’ 45% de los funcionarios de casilla

Lorenzo Córdova, titular del INE participó en un panel donde informó que el curso de las elecciones va bien “pese a sus complejidades”. Foto Susana González

Susana González G. 

Ciudad de México. El 45 por ciento del millón 400 mil ciudadanos que fueron seleccionados como funcionarios de casilla, cuentan con los requisitos legales, ya cumplieron con la primera etapa de capacitación son considerados de la generación millennial, con lo cual se contrarresta la visión de que los jóvenes son apáticos y no les interesan estos comicios, aseveró Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral (INE).

Dicho porcentaje supera incluso la participación que los millenials tendrán como electores, pues aunque nunca en la historia electoral del país podrán votar tantos jóvenes de 18 a 36 años como lo harán en este año, éstos en total representan 40 por ciento de los 89.1 millones de electorales potenciales registrados en el padrón, el cual en dos semanas más quedará cerrado y aprobado, precisó el funcionario al participar en el Seminario México 2018: La responsabilidad en el porvenir, organizado por la UNAM, El Colegio de México (Colmex) y el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

A 40 días de la elección y ante decenas de investigadores y académicos, el presidente del INE aseveró que las elecciones “van y van muy bien pese a sus complejidades”.

Detalló el trabajo que ha realizado la autoridad electoral en la que, insistió, es la elección más grande que se realiza en México por la concurrencia de elecciones locales de 30 estados con la federal, los 3 mil 406 puestos que se disputan, los 89.1 millones de electores que participarán (10 millones más que hace 6 años), las 157 mil casillas que se instalarán y las 11 millones de visitas domiciliarias efectuadas en todo el país para conseguir un millón 400 mil funcionarios de casilla.

El presidente del INE dijo además que esta elección “marca el cierre del primer ciclo de vida de la reforma electoral de 2014” ya que salvo la gubernatura de Baja California todos los cargos de elección popular se disputan bajo las reglas que emanó.

Toda elección es “la prueba de ácido” de la reforma, así que, dijo, cuando termine “y debe terminar bien”, debe hacerse “un corte de caja” responsable, una reflexión, un análisis profundo y una discusión nacional sobre lo que funcionó y lo que debe mejorarse para saber hacia dónde se pretende llevar el sistema electoral de México.

Comentó, por ejemplo, que las candidaturas independientes llegaron para quedarse como una ruta franca con la que los ciudadanos pueden acceder a los puestos de manera paralela aunque deben revisarse.

Puntualizó que pese a la importancia de las elecciones y la alternancia que se ha logrado en los últimos años sólo son una etapa de la sociedad y la democracia, no un punto terminal. Alguien ganará el primero de julio, pero no todo, ni para siempre, dijo.

Comentó que aunque persiste la percepción de que en México se manipulan los resultados electorales en los últimos tres años, de 2014 a 2017, los datos de facto demuestran que nunca antes se ha tenido un periodo de alternancia política con tantos cambios de ganador y no hay un único partido beneficiario porque todos han sido ganadores con la “volatilidad” del voto.

“Si hay alternancia es que existen condiciones reales para que esto ocurran porque lo que hace democrática una elección no son los votos sino las circunstancia reales”, comentó, y dijo que en ningún lado del mundo se fiscalizan los partidos políticos como en México.

JSL
JSL