Dilma
México, vital para la unión de América Latina, dice Dilma Rousseff
24 mayo, 2015
Nelson Canache
Nelson Canache se reporta listo para superar este día en San Luis Potosí
24 mayo, 2015

“Si me matan México se incendia”: ‘El Bronco’

El Bronco
El Bronco

Jaime Rodríguez Calderón y su caballo TornadoFoto Sanjuana Martínez

Por Sanjuana Martínez

Monterrey, NL.

Hoy, como desde hace cuatro meses, Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como El Bronco, se ha levantado a las 5 de la mañana. Ha dormido cuatro horas y lo primero que ha hecho es ver a Tornado, su querido e inseparable caballo, al que monta media hora diaria: Lo veo antes de ver a mi vieja. Mi mujer se encela, pero me comprende. Ella es extraordinaria.

La broncomanía aumenta en Nuevo León y Tornado cabalga libremente por las calles de la ciudad. Su imagen fluorescente aparece por las noches en las fachadas de edificios ubicados en las avenidas Constitución y Gonzalitos con su lema: ¡De aquí en adelante todos tendrán que decir arre!. Faltan dos semanas para las elecciones y el candidato independiente a la gubernatura ocupa el primer lugar de las últimas encuestas.

La campaña sigue. Nuevo León se ha convertido en un laboratorio electoral con 22 candidaturas independientes. En la calle, la gente lo toca, lo abraza, le pide fotos, autógrafos; le hacen la broncoseñaldel triunfo, mientras las mujeres broncas le agradecen su promesa de abrir 200 guarderías, los jóvenes raperos le componen canciones y los líderes empresariales le aplauden. Su avance es tan contundente que el ex panista Fernando Elizondo, de Movimiento Ciudadano, en un hecho inédito y valiente, ha declinado en favor de El Bronco, quien se deja querer. Así, franco y directo con su particular estilo. ¡Chingón raza! ¡Nada puede detener a una manada de broncos para rescatar Nuevo León!

Sube a la camioneta, respira hondo. Hace ejercicios de respiración. Medita. Se llena de energía y dice a La Jornada: Así agarro emoción. ¡Chingón! No tomo vitaminas. Como bien, aunque sea aquí arriba de la troca. Extiende su servilleta, come las verduras y luego parte en trozos un rib eye que comparte mientras habla. La de don Fernando es la primera declinación. Esperamos más. Este camión debe tener dos volantes o tres o cuatro. No uno solo.

–Lo acusan de hacer uniones antinatura…

–¿Por qué? La ideología se perdió hace mucho. El PRI dice que Fernando y yo somos un Frankenstein; yo digo que somos Iron Man.

–Dicen que el nuevo platillo eshuevos con sesos

–Sí, porque han dicho que soy puros huevos; bueno, pues ahí tienen los sesos (Fernando Elizondo). Ahora falta un machacadito ¿no? (risas).

–¿Cuántas declinaciones más vendrán en su favor?

–Estoy tratando, intentando con Morena. Rogelio González es un hombre extraordinario, inteligente, tiene disciplina, honesto. Ya lo invité. Es el que más me agrada de todos. Puede ser también Asael Sepúlveda del PT o Humberto González del PRD… algunos partidos no los dejan, pero esto no es una alianza con los partidos, sino con las personas. Los otros no me gustan”.

–Lo han comparado con Andrés Manuel…

–Él habla tabasqueño, yo hablo norteño. Nunca he platicado con él. Él tiene sus ideas, yo tengo las mías. Él lucha por una causa, yo por otra. Él es del sur, yo soy del norte. No tengo una ideología determinada. Estoy abierto. Fernando Elizondo es de derecha, Fernando Turner de izquierda, yo soy del centro. Venga y se acabó”.

Financiación y austeridad

Al ritmo que avanza en las preferencias electorales, la guerra sucia contra El Bronco se intensifica. La desigualdad propagandística en los espacios de televisión y radio ha sido constante. La financiación inexistente. El apoyo de los ciudadanos y amigos lo ha sostenido y a pesar de la escasa publicidad en las calles, su mensaje ha tocado a los nuevoleoneses.

–¿Quién lo financia?

–Setenta gentes, ningún granempresarión; no son los grandotes, sino los medianos. Y mucha gente en la calle me ayuda con cosas. Contratamos 63 panorámicos. Hay 20 panorámicos de Ivonne Álvarez por uno mío. Los panorámicos no votan. Hay enormes cantidades de propaganda de Felipe. Él va vestido de azul con letreros por todas partes. Yo ando igual que siempre. No tienes que traer la marca de la Coca Cola como si fueras un producto. Sí se puede hacer una campaña sin los grandes excesos. Yo lo estoy demostrando.

–Pero, ¿quiénes son esos 70 empresarios medianos?… Con base en el financiamiento que está recibiendo, van a ser sus compromisos…

–No estamos teniendo compromisos con nadie. Eso es lo grandioso de esto. Vamos a llegar al gobierno a hacer las cosas bien. Y el que quiera ser proveedor del gobierno lo podrá ser con base en la ley. Aquel que quiera trabajar en obra pública será el que cree las mejores condiciones para el estado y la sociedad. Se acabaron los moches en el gobierno. Me voy a morir satisfecho de eso.

–¿Usted no va a robar?

–De pendejo robo, mi vieja tiene 20 años menos que yo. Para que elSancho goce lo que yo deje, pues no me interesa (risas).

–Pero ya ve, el gobernador priísta Rodrigo Medina y su papá, acusados de robar a manos llenas…

–Ellos no piensan como yo. Yo soy una raza diferente. Yo tengo valores y principios que me enseñaron mi papá y mi mamá en el sentido de la riqueza. A los Medina hay que investigarlos. Es muy clara la posibilidad de que hayan tomado dinero público para enriquecerse.

–¿Y su pasado priísta? Lo acusan de formar parte de la corrupción del PRI…

–Yo en el PRI siempre hice las cosas bien. Podrán decir que soy un hijo de la tostada. Eso sí. No me dejo. Me gusta decir la verdad y la digo. De que yo haya estado en etapas de corrupción, nunca. Yo no soy corrupto.

Pregunta a su escolta que conduce la camioneta: ¿Cuánto dinero nos ofreció el Z-44 cuando lo detuvimos? Y contesta: 10 millones de pesos. ¿Y qué le dije?, le pregunta El Bronco;pues que no, responde el guardia.

Añade: “Yo los pude haber agarrado a cambio de soltarlo. Pude haberlo hecho y nadie se hubiera dado cuenta, pero no me interesa el dinero. Me da un chingo de vergüenza andar pidiendo. Te lo juro por mi madre. Me siento, no sé, cabrón. Chingos de vergüenza. Nadie me cree porque algunos están acostumbrados a la pinche ratería. Pero yo no soy así.

–¿Ya habló con los dueños de México?

–Ya hablé con ellos. Me llevo bien. No es algo de ahorita. Tengo más años en esto que Fernando Elizondo y él tiene una influencia en cierta parte de la población.

–¿Qué fue lo que comprometió a cambio de la alianza con Fernando Elizondo?

–No nos vamos a repartir nada. El acuerdo es escojamos los mejores. Hagámoslo en conjunto con la sociedad. Él va a valorar a mucha gente, yo tengo un equipo de trabajo que irá al gobierno, al igual que el suyo. Si hacemos un gobierno diverso, se puede”.

–¿Va usted a hacer historia?

–Todos. Y quiero hacerlo. La austeridad es la clave. La estrategia es que no hay estrategia. No quiere decir que no haya un plan o un objetivo. Tenemos que cimbrar el sistema de gobierno. El país está interesado en este proceso electoral. Hoy por primera vez nos están viendo como el principio de una avanzada en materia democrática. Un amigo me dice:Vístete como gobernador. Pero yo sólo tengo tres sacos: el culeco, el ponedor y el de las bodas. ¿Para que quiero 100? Ayer, mi mujer me compró estos zapatos porque traía los viejitos, pero a mí me gustaban por suavecitos. Ella me reclama que siempre me pongo la misma camisa. Por eso prefiero comprarme puras blancas. Y nadie se da cuenta”.

La guerra sucia

De 58 años, ha sufrido tres atentados en su lucha contra Los Zetas. Ha estado casado tres veces. Sus oponentes han intentado todo contra El Bronco, incluso con golpes bajos y personales que involucraron a su ex esposa Silvia González, quien declaró que la maltrataba.

“Aprovecharon la enfermedad de mi ex mujer, intentando destruir una posibilidad electoral, pero lo que hicieron fue destruirla a ella, que está recluida, avergonzada. Afortunadamente la estoy atendiendo; a mi hija yo le estoy organizando sus 15 años porque su mamá no puede. Caballero no tiene memoria. Me voy a callar todas las cosas.

–¿Es usted un golpeador de mujeres?

–Por supuesto que no. La gente sabe que no. Tengo cuatro hijas, cuatro hermanas, mi mamá, mi esposa. La mayoría de mis amigos son mujeres.

La última artimaña se la han anunciado a través de su página deinfiltrados de Facebook: “Me escriben soy ingeniero de sonido en Televisa y se está preparando un video con un fotomontaje casi perfecto, donde está El Bronco con unos presuntos Zetas que le dan dinero para la campaña… Nosotros ya estamos preparados. Eso va a seguir pasando”.

–¿Serán capaces los dueños de México, junto al bipartidismo, de no dejarlo llegar a ser gobernador y de incurrir en esa clase de acciones sucias?

–Lo van a hacer. Su conservación en el sistema hoy se está desquebrajando. Yo sé a lo que me enfrento. No estoy siendo ingenuo.

–¿Por qué cree que no lo dejarían ganar?

–Porque son los intereses de ellos. Hay intereses económicos fuertes en el gobierno del PRI y del PAN, son primos hermanos. El bipartidismo ha ahogado este país. Hemos cambiado de gobierno, pero no de sistema.

–Sus posibilidades de ganar han aumentado con Fernando Elizondo. ¿Teme por su vida? ¿Intentarían asesinarlo para que no sea gobernador?

–Si se atreven a eso, México se incendia. No por mí. Sabes que a mí no me preocupa eso. Yo ya he visto la muerte. El resto de los días que me queden son de pilón. Dios me los está dando. Quiero trascender, quiero hacer las cosas bien. Me limpié mi alma, mi espíritu, mi mente. Le he pedido perdón a quienes les he hecho daño de manera involuntaria.

–Pues la candidata del PRI, Ivonne Álvarez, parece que lo odia.

–Porque le quité su posibilidad. No le he hecho nada; nomás le dije que es un clon de Rodrigo Medina. Ivonne esshalala, comenta sobre el caso de corrupción que la involucra con el desvío de 26 millones de pesos.

–¿Teme que pueda haber un fraude electoral?

–Sí porque es mucho dinero. Nosotros no tenemos dinero, no tengo equipo de logística. Esta camioneta me la acaban de prestar porque la camioneta que traía está toda jodida.

–¿Cómo se van a blindar contra el fraude electoral?

–Tenemos toda una estructura completa. Vamos a tener representantes en todas las casillas. Pero también me gustaría que los reporteros se metan a observar el proceso. Y los indecisos que se decidan. Quiero provocarlos. ¡Salgan a votar por quien les de su regalada gana! ¡Cambien este país! Yo estoy haciendo mi esfuerzo; le estoy invirtiendo mi tiempo, mi dinero, mi esfuerzo, mis ganas. Si no se deciden, vamos a seguir igual. ¿Y qué les puedo decir? Pues que sigan con la pata en el pescuezo. Si pierdo, yo me voy para el rancho.

–¿Y si gana? ¿Puede ganar arrasando?

–Si los ciudadanos salen sí; si no, tal vez mi posibilidad sea nula. No soy triunfalista. Hay que jugar y hacer todo por ganar.

–¿El poder cambia a las personas?

–No. Cambia quien no sabe manejarlo. Yo seguiré siendo el mismo, arriba de mi caballo.