mentira
El teatro se les cayó; es una mentira histórica: familiares
7 septiembre, 2015
Precios de los alimentos no dejan de subir, presionados por la devaluación
7 septiembre, 2015

‘‘Si por ser honesto me acusan de populista, que me apunten’’, expresa López Obrador

Peña

Alfredo Valadez Rodríguez

Zacatecas, Zac.

Enrique Peña Nieto ‘‘es un presidente mediocre y ladrón, y si por ser honesto me acusan de populista, que me apunten en la lista’’, afirmó este domingo Andrés Manuel López Obrador, a pregunta expresa de reporteros sobre cuál era su opinión en cuanto a la declaración del titular del Poder Ejecutivo federal de que quienes buscan alternativas a las políticas públicas del país son ‘‘demagogos y populistas’’.

En gira de trabajo realizada por el municipio Villa de Cos, al norte de la capital de Zacatecas, López Obrador reiteró su propuesta a los diputados federales de Morena de que presenten una iniciativa de ley ‘‘para que el Presidente de la República sea juzgado por corrupción e influyentismo, porque actualmente la Constitución sólo contempla que sea castigado por traición a la patria y eso viene desde el siglo XIX’’.

El ex candidato presidencial mencionó que Guatemala “está dando el ejemplo con la destitución del presidente Otto Pérez Molina’’, quien es juzgado por actos de corrupción.

Asimismo, el tabasqueño pidió a los legisladores de Morena que planteen en el Congreso de la Unión que se pueda convocar a elecciones anticipadas, y que en la Carta Magna se establezca el principio de revocación de mandato, porque si bien el pueblo es el que pone y tiene el derecho a quitar, eso actualmente no es posible.

‘‘Si renuncia Peña Nieto nombrarían al sustituto los diputados; imagínense, no resolvemos; se tiene que modificar la Constitución para que sea el pueblo el que elija a la autoridad’’, dijo.

Por otra parte, el presidente del Consejo Nacional de Morena felicitó a los legisladores emanados de ese partido, quienes presentaron la primera iniciativa de ley en la 63 Legislatura para que se aplique un plan de austeridad republicana en el gobierno federal; es decir, que se reduzcan los sueldos de los altos servidores públicos, que se quiten las pensiones millonarias a los ex presidentes y que se vendan las aeronaves que usan los funcionarios públicos.

Sobre la urgente necesidad de austeridad republicana, López Obrador preguntó: ‘‘¿Es justo que un ministro de la Corte gane 600 mil pesos mensuales, un senador 500 mil, un diputado federal 400 mil y cada uno de los ex presidentes tenga una pensión de un millón de pesos?’’ Sostuvo que únicamente con Morena en el gobierno se podrá sacar adelante al país, ‘‘sólo es cosa de terminar con la corrupción y los privilegios en México’’.

Aseguró que en Morena los candidatos para el próximo año –cuando se renovarán en Zacatecas la gubernatura, el Congreso local y los 58 ayuntamientos– se elegirán democráticamente: ‘‘No habrá imposiciones, no llegará el que está más cercano a los dirigentes ni el achichincle; no llegaránn el barbero ni el más lambiscón, sino el que quiere el pueblo; así son los que van a representar a Morena’’.