Falla Corte en contra de Iusacell en caso de interconexión
AT&T compra Iusacell por 2 mil 500 millones de dólares
7 noviembre, 2014
Cansadas autoconfesiones de un Estado criminal
7 noviembre, 2014

Sin pruebas, no aceptaremos versión de que están muertos: padres de normalistas

Padres de normalistas

Familiares de los normalistas en conferencia de prensa. Foto Rubicela Morelos

Redacción La Jornada

“Sin pruebas, no aceptaremos ninguna versión; están vivos y deben buscarlos hasta encontrarlos”, señalaron esta tarde los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, tras la conferencia de prensa en la que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó que se encontraron restos calcinados que podrían ser de los jóvenes normalistas.

Salir a decir que están muertos, sin ninguna certeza, “es una forma descarada de torturar a los padres de familia”, señaló uno de los padres de los desaparecidos, y reclamó al procurador por no cumplir ninguno de los diez compromisos que signó con miras a encontrar a los estudiantes.

No podemos aceptar una versión sin pruebas ni evidencias, dijo también la madre de uno los jóvenes desaparecidos en el ataque entre la noche del 26 y la madrugada del 27de septiembre, quien se niega a creer que su hijo haya sido asesinado junto con los otros estudiantes y sus restos quemados.

En esa tónica, el padre de otro de los normalistas desaparecidos reiteró que los padres se niegan a aceptar la versión de que los jóvenes están muertos.

“Quieren dar carpetazo (…) pero nosotros decimos que los estudiantes están vivos y así los esperamos”, dijo.

Uno más de los paterfamilias refirió que el procurador se comprometió a poner la tecnología más a su disposición para encontrar a los muchachos, pero no lo hizo, no cumplió .

“Ya basta de hipótesis de que los encuentran en fosas, de que los encuentran destazados; ahora dicen que los calcinaron y que así no pueden identificarlos. ¡Basta de tanta ineptitud, de tanto dolor!. Es justo que si no pueden, que lo digan y que se retiren. Ya nos los mataron muchas veces y los van a matar muchas, pero tenemos la seguridad de que están vivos”, expresó indignado.

“Están jugando con una situación dolosa de 43 familias”, dijo por su parte uno de los compañeros de los estudiantes de la Escuela Normal Rural.

Los padres no aceptaremos las hipótesis de que están muertos, no se creerá que los asesinaron mientras no haya pruebas, insistió Felipe de la Cruz, padre de los normalistas, quien fungió como moderador de la mesa.

Desde las instalaciones de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos, un maestro solicitó al gobierno federal que de una vez por todas firme el convenio para que expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presten asistencia técnica a las autoridades mexicanas, que se han visto rebasadas ante los hechos y no pueden dar resultados.

Sin resultados, con pruebas irrefutables, no se puede decir que están muertos ni cesar la búsqueda con vida de los 43 jóvenes, recalcó.

JSL
JSL