violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Dinero: Sin freno, la fuga de capitales
28 mayo, 2015
INE
Concluirá plazo para dar aviso sobre realización de conteos rápidos y encuestas de salida: Ceepac
28 mayo, 2015

“Todo es mentira y difamación”, ataja el presidente de OHL

OHL
OHL

Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL, durante la conferencia de prensa que ofreció ayer en Madrid. Las acciones del consorcio cayeron en picada en la Bolsa Mexicana de ValoresFoto Reuters

Madrid.

Desde enero nos ha surgido una campaña de difamación y de falsedades contra OHL-México, que la estamos sufriendo y que se basa en una serie de grabaciones de conversaciones telefónicas que han sido interceptadas ilegalmente, manipuladas y transformadas para traducirlas en falsedades y en calumnias, señaló el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, durante una rueda de prensa antes de realizarse la junta general de accionistas.

El empresario español advirtió que ya tenían sospechas fundadas sobre el responsable de la supuesta campañay que emprenderían acciones legales, tanto civiles como penales.

Antes de que la cotización de su empresa cayera en picada en la Bolsa Mexicana de Valores, el magnate español Villar Mir compareció ante los medios para hacer un balance de las actividades de su emporio –con presencia en 30 países y una plantilla de 25 mil trabajadores–, pero la mayor parte de la comparecencia la utilizó para defenderse de las acusaciones en contra de su filial en México sobre presuntos casos de corrupción, intento de compra de magistrados, manipular los costos de las obras y hasta inflar las tarifa de peaje en el Viaducto Bicentenario.

Las grabaciones, difundidas ayer por Youtube y reproducidas en primer lugar por la prensa española, volvieron a poner en evidencia tanto al dimitido directivo de la empresa, Pablo Wallentin, como a las presuntas irregularidades que rodean las adjudicaciones públicas a OHL, que suman ocho desde su llegada a México en 2002.

Villar Mir reconoció que tras la primera difusión de conversaciones, a principios de mayo, habló brevemente con Wallentin para despedirlo de forma fulminante y recriminarle que haya violado el código deontológicode la corporación. Pero ahora, que según las grabaciones, el ex directivo también intentó comprar a magistrados para conseguir un trato favorable en los juzgados, Villar Mir explotó y dijo sentir vergüenza y hasta advirtió que se ha vuelto loco.

El presidente de OHL defendió la trayectoria de su empresa en los últimos 13 años en México, en los que ha invertido 50 mil 266 millones de pesos, ha creado 3 mil 700 puestos de trabajo –de los cuales sólo dos son españoles– y nunca hemos repatriado un dividendo de México a España.

Rechazó las acusaciones que le sitúan como empresario amigo del PRI, al sostener que es curioso que se tienda a decir que somos una empresa amiga del PRI. Yo estoy orgulloso de sentirme amigo de todos los mexicanos. Y también del PRI. Pero de las ocho concesiones que tenemos en México, contratadas a lo largo de 12 años, con el PRI hemos contratado tres, con el PAN otras tres y con el PRD, la izquierda mexicana, otras dos, señaló.

Sobre las sospechas en su forma de conseguir las adjudicaciones y, al mismo tiempo, de inflar los costos de la obra, Villar Mir insistió en que en todos los casos de las concesiones hemos actuado siempre con total transparencia, con las mejores prácticas corporativas y todas las obras que hemos hecho han cumplido hasta la última coma con todas las exigencias, todas las normas, todas las cláusulas y los contratos que hemos firmado sin una sola excepción.

Para Villar Mir la difusión de las grabaciones, reproducidas por la mayoría de los medios de comunicación españoles, son fruto de una campaña de calumnias y difamaciones verdaderamente lamentables e impropias de un país desarrollado como es México. Añadió que desde enero nos ha surgido una campaña de difamación y de falsedades contra OHL-México, que la estamos sufriendo y que se basa en una serie de grabaciones de conversaciones telefónicas que han sido interceptadas ilegalmente, manipuladas y transformadas para traducirlas en falsedades y calumnias.

Todo está auditado

En cuanto al anuncio de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de que realizaría una auditoría a todas las concesiones otorgadas a la empresa ibérica, Villar Mir afirmó:estoy muy contento, pero es tirar a parado. Ellos saben que todo está auditado ya por Deloitte y por las firmas del consultor independiente escogido por la administración, y naturalmente los hechos son los que son y son siempre los mismos. Entonces yo celebro que se hagan esas auditorías, ya que eso también nos permite, y nuestros abogados ya están trabajando en ello, tomar acciones jurídicas de tipo legal, en lo civil y en lo penal, contra los que han generado y han dado lugar a estas falsedades y estas calumnias, que son impropias de un país de la seriedad y del rigor que tiene México.

Villar Mir también responsabilizó en parte a los medios de comunicación por el desgaste de su empresa en la bolsa, sobre todo a la prensa mexicana, porque a su juicio, en México no está penada la difamación.En España son todos delitos muy graves. Pero en México no lo es y en este momento nos encontramos con que difamar y calumniar en México no es delito y eso no basta para cesar a nadie. Y como la prensa española lo que hace es copiar lo que hace la mexicana, pues ellos no están inventando nada sino tomando datos de ahí.

Sobre los supuestos responsables de la campaña de difamación, el empresario fue cauto sobre las tesis que trabajan sus abogados:Realmente no sé con seguridad quién está detrás.