SCT omitió en el Informe anulación del fallo del tren rápido
2 septiembre, 2015
Peña
Peña: necesario, consolidar cambios estructurales frente a coyuntura
2 septiembre, 2015

Transexuales denunciarán a Norberto Rivera por actos discriminatorios

transexuales

Por Bertha Teresa Ramírez

México, DF. Al grito de ¡todos somos iguales ante Dios! Transexuales exigieron al clero católico y a la Secretaría de Gobernación se respete el estado laico en México y anunciaron que preparan una denuncia contra el arzobispo primado de México y cardenal Norberto Rivera Carrera por actos discriminatorios contar esa comunidad.

En tanto la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó un punto de acuerdo para exhortar al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación local para que en coordinación con la Comisión de Derechos Humanos del DF realicen una amplia campaña en favor del respeto a la diversidad sexual.

Durante una protesta afuera de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) Diana Sánchez Barrios, fundadora de Pro Diana AC en defensa del estado laico, dijo procederán legalmente contra el purpurado luego de las declaraciones discriminatorias que esté y otros miembros de la jerarquía del clero católico han emitido contra ese sector de la población.

“Nos nos vamos a dejar vencer por nadie en el respeto a los derechos que hemos venido construyendo a través de décadas y el reconocimiento que ya tenemos en la ciudad y que no vamos a parar hasta verlo reflejado en todo el país” dijo en entrevista.

Indicó que con fecha 26 de julio manifestó por escrito una queja al Secretario de Gobernación Miguel Angel Osorio Chong, por “las declaraciones y peligrosas convocatorias promovidas por ministros religiosos como el cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, así como declaraciones del cardenal Ribera Carrera arzobispo primado de México”.

En el escrito, signado por la entrevistada, se expone que las declaraciones y acciones de los arzobispos mencionados, “son constantemente expuestas en medios de comunicación y durante sus reuniones religiosas se promueve la discriminación a los ciudadanos por su preferencia sexual, incitando ataques homofóbicos y haciendo señalamientos sobre las mujeres que ejercen el derecho a decidir sobre su cuerpo. Y hasta hoy no se ha emitido sanción a pesar de ser acciones públicas”.

Sánchez Barrios, añadió, que por otro lado con fecha 29 de julio dirigió a Rivera Carrera, una carta en la que re refirió a los beneficios que ha traído para la población la despenalización del aborto y se quejó por “las acciones claramente violatorias a los artículos primero, 124 y 130 constitucionales” por parte del cardenal de Guadalajara.

En la carta en poder de La Jornada, Sánchez Barrios, también se quejo por la convocatoria que el citado cardenal de Guadalajara hace a encuentros, “en donde se promueve la discriminación a ciudadanos por su orientación sexual e identidad de género, así como de permitir y estimular ataques homofóbicos por parte de sus convocados”.

En ese tenor pidió a Rivera Carrera verificar y castigar al cardenal de Guadalajara Francisco Robles Ortega “y se le exija que su conducta sea respetuosa del derechos constitucional y el estado laico y así mismo acate las declaraciones papales sobre no discriminar y juzgar a los homosexuales y no poner en entredicho la autoridad papal”.

Pero al dar su respuesta en una carta que le dirigió, fechada el 6 de agosto, el arzobispo Rivera Carrera, respondió que en primer lugar difiere de que la aprobación de algunas leyes sean para beneficiar a la población “asesinar a un niño en el vientre de su madre de ninguna manera es un bien para la mujer que experimenta este drama ni mucho menos para un niño que se le priva del primero de todos los derechos que es la vida.”

Añade que “La Iglesia no puede aceptar la aprobación de falsos derechos como los que usted enumera en su carta porque van en contra de lo que dice la sagrada Escritura, la doctrina de la Iglesia que surge de ella y la fe católica vivida en la fidelidad al proyecto de Dios a lo largo de dos mil años”.
En otra parte de su respuesta el arzobispo primado de México, advierte que: “No es el Papa Francisco quien pide abstenerse de discriminar a las personas homosexuales, sino el Catecismo  de la Iglesia Católica publicado en 1993 durante el pontificado de San Juan Pablo II…”.