Astillero, Pacto por México
Astillero: Rebanada que cae
21 julio, 2015
Cubanos
“No crean que van a llenarnos de McDonald’s”, advierten cubanos
21 julio, 2015

Tras recaptura, juez preguntó dos veces por extradicción del ‘Chapo’

Chapo

Por Alfredo Méndez

Entre febrero de 2014 y junio de 2015, el juzgado tercero de distrito de procesos penales federales envió al menos dos oficios de requerimiento a la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR), para pedir informes sobre los motivos por los cuales la autoridad ministerial no dio cumplimiento inmediato a una orden de detención provisional con fines de extradición a Estados Unidos librada contra Joaquín El Chapo Guzmán desde el 17 de febrero de 2001.

Guzmán Loera fue detenido el 22 de febrero de 2014 en Mazatlán, Sinaloa, y ese mismo día quedó recluido en el penal de máxima seguridad conocido como Altiplano, en Almoloya, estado de México, del que escapó el fin de semana antepasado mediante un túnel.

A decir de fuentes del Poder Judicial de la Federación (PJF), el juzgado tercero mantiene vigente desde hace 14 años una orden de captura contra el narcotraficante, por lo que el titular del juzgado, al enterarse que El Chapo había sido detenido (en febrero de 2014), mandó los oficios a la PGR para saber los motivos del incumplimiento a su orden judicial de detención provisional.

Es muy común que cuando un presunto delincuente es detenido por autoridades mexicanas, la PGR revise si existen vigentes órdenes de aprehensión o de detención con fines de extradición en contra de esa persona, a fin de que en lo inmediato la ponga a disposición del juez federal que la reclama. Eso no ocurrió en el caso de Joaquín Guzmán Loera.

Solicitud expresa

Funcionarios de la PGR consultados ayer por La Jornada informaron que –supuestamente– la razón por la que no se dio trámite al expediente y no se dio cumplimiento en los pasados 15 meses a la orden de detención librada por el juzgado tercero de distrito, fue debido a una petición expresa del gobierno de Estados Unidos.

Según las autoridades entrevistadas, funcionarios del gobierno estadunidense pensaban que había pasado tanto tiempo de los hechos imputados en febrero de 2001 a Guzmán Loera, que resultaba muy complicado reunir todas las evidencias y testigos para un juicio.

Fue por ello que el Departamento de Justicia de Estados Unidos pidió tiempo a las autoridades federales mexicanas para afinar hasta seis expedientes y tramitarlos sin margen de controversia legal, según informaron ayer las fuentes de la PGR.

A punto de ser requerido

Cuando Guzmán Loera se fugó del penal de Puente Grande, en Jalisco, en enero de 2001, ya desde entonces estaba a punto de ser requerido por los estadunidenses.

Fue el 17 de febrero de 2001, un mes después de su fuga, cuando el juzgado tercero de distrito en procesos penales federales ordenó su detención con fines de extradición en el expediente 3/2001.