Jorge Luis Pérez Ávila
Subjetiva la realización de un contrainforme: Jorge Luis Pérez
25 septiembre, 2015
Nombran a Rebeca Terán Guevara como nueva dirigente estatal del PRI
25 septiembre, 2015

Tres municipios reciben hoy nombramiento de Pueblo Mágico

pueblo mágico

Por Juan Ricardo Montoya y Carlos Águila Arreola, corresponsales

El municipio de Tecozautla se convierte en el quinto Pueblo Mágico del estado de Hidalgo. El nombramiento fue en la reunión nacional de Pueblos Mágicos, en Puebla, donde se analizan las propuestas de los gobiernos estatales para incluir en la lista a las poblaciones con atractivos naturales e históricos.

Además de numerosos balnearios de aguas termales, en donde en uno hay un geiser único en México, Tecozautla cuenta con la zona arqueológica El Pahñé. En el centro del municipio se ubica un Reloj Monumental, cuya construcción inició en 1904.

Los otros municipios que han sido catalogados como Pueblos Mágicos son Mineral del Chico, Huasca de Ocampo, Mineral del Monte y Huichapan.

En Quintana Roo, los municipios de Tulum e Isla Mujeres, se convirtieron hoy en los nuevos Pueblos Mágicos.

El anuncio se dio durante la Feria Nacional de Pueblos Mágicos, que se lleva a cabo en la ciudad de Puebla, donde asistió el gobernador del Estado, Roberto Borge Angulo, para recibir dicho nombramiento.

También se ratificó el nombramiento del municipio de Bacalar, que generó un impacto directo de 4 millones de turistas que dejaron una derrama económica de 6 mil millones de pesos, en beneficio de 200 mil familias quintanarroenses.

Algunos de los requisitos que se piden para ser Pueblo Mágico, de acuerdo a la Secretaría de Turismo federal, son: tener una población base de 20 mil habitantes, estar ubicada a una distancia no superior a los 200 kilómetros; contar con un atractivo turístico simbólico como referente o declaratoria de patrimonio: monumentos históricos e inmobiliario; arquitectura vernácula o del siglo XX con edificaciones emblemáticas; conservar y fomentar el patrimonio inmaterial como fiestas y tradiciones representativas; producción artesanal local significativa y mantener una cocina tradicional.