colima
Ramón Pérez Díaz rinde protesta como gobernador interino de Colima
1 noviembre, 2015
metro
Hombre persigue a sus asaltantes y es arrojado a las vías del metro
1 noviembre, 2015

Un grupo se adjudica atentado a Mexibús

Mexibus

Uno de los artefactos de fabricación casera que no explotó. Foto Especial

Por Javier Salinas Cesáreo, corresponsal

Ecatepec, Méx. El grupo que se identifica como Secta Pagana de la Montaña se adjudicó el atentado al sistema de autobuses articulados Mexibús, de la línea 2, luego de que cuatro bombas caseras explotaran en la terminal de Ecatepec, donde varios vehículos resultaron con daños; otras cuatro bombas no explotaron.

A través de un comunicado difundido en la página web contrainfo, el grupo señala que la colocación del explosivo es una muestra del “rechazo y repudio” en contra del frenético avance del desarrollo moderno, y en este caso “de la infraestructura conectiva, que tranquilamente esperan que su funcionalidad siga su curso, tendiendo a mejorar las técnicas de eficacia y perfeccionamiento de transporte y comunicación, valiéndose de la autómata disponibilidad de la sociedad de aceptar y acatar las innovaciones tecnológicas, y hacerlas parte de sus patéticas vidas grises”.

El grupo argumenta que “las ciudades crecen exponencialmente devorando las montañas y las zonas salvajes, la mancha urbana cubre preocupantemente los territorios del coyote, del venado, de los halcones, usurpando su habitad (sic), orillándolos a una vida en cautiverio y reduciendo la vida silvestre a miserables reservas ‘naturales ecológicas’, la consecuencia de que toda esta forzada extinción y devastación somos nosotros, y nuestros actos en defensa de todo lo Salvaje”, dice la misiva.

Aclara que a la Secta Pagana de la Montoña no le interesa que los transportes se suspendan en determinada avenida para que pase el Metrobús Mexiquense, ni tampoco aboga por los choferes despedidos ni por las demandas de más seguridad en las estaciones, “como ha parloteado la prensa”.

“El ataque coordinado entre varios grupos que se posicionan en contra de la civilización, con explosivos, que hemos ejecutado por la noche del 30 de octubre en 9 carros del Mexibus (2), fue una muestra de nuestro rechazo y repudio en contra del frenético avance del desarrollo moderno”.

El texto concluye con las frases: “Si la civilización destruye la naturaleza, nosotros responderemos de la misma forma.

“Que quede claro, lo inevitable llega a pasar…” y “¡Fuego y explosivos contra la civilización!”.

Hasta el momento, las autoridades del estado de México no se han pronunciado acerca de la adjudicación de dicho atentado.

Las explosiones ocurrieron la madrugada del sábado en unidades aparcadas en la estación Las Américas de este municipio, donde inicia el recorrido del Mexibús. En el hecho, cuatro camiones resultaron con daños en vidrios y carrocería, pero no se afectó su funcionalidad. Pese a ello, como medida de seguridad la empresa suspendió el servicio de los 52 autobuses articulados para revisarlos.

Las explosiones dejaron un trabajador lesionado con una mano quemada al intentar apagar el fuego de una unidad.

Otros explosivos fueron localizados en la estación La Laguna del Mexibús, en Coacalco; en el autobús articulado con número económico 46 de la estación La Bandera, en el municipio de Tultitlán.

La línea 2 del Mexibús entró en operaciones en enero de este año; cuenta con 42 estaciones, dos terminales, operan 52 autobuses articulados y tiene 10 unidades de reserva.