iguala
“¡Dispárenles a esos perros!”, fue la orden en Iguala
12 octubre, 2015
abuso delitos cibernéticos
Reportan 80 mil casos de ciberacoso sexual a menores
12 octubre, 2015

Un muerto y cuatro heridos por riña entre reos en penal de Cancún

penal

Policías antimotines ingresan al penal de Cancún para reforzar la seguridad. Foto Carlos Águila Arreola

Por Carlos Águila Arreola, corresponsal

Cancún, QR. Una nueva riña entre internos del penal de Cancún, la segunda en menos de 24 horas, se registró la noche del domingo con saldo de un muerto y cuatro heridos –tres más, según familiares, aunque no se confirmó–; es decir, las recientes revueltas en el penal han dejado un saldo de una víctima mortal y al menos 13 reclusos heridos.

Ante el pasmo gubernamental, y en contraste con los festejos del gobernador Roberto Borge Angulo, el reclusorio está fuera de control: la nueva zacapela incluyó un incendio, balazos y gases lacrimógenos para contener a los reos, mientras que familiares de los internos exigen la destitución del alcalde Joel Flores Cardoso, con apenas cuatro meses en el cargo.

El pasado sábado, una trifulca en el centro de reclusión –el enésimo del año– dejó seis reos heridos, cuatro baleados por los guardias cuando intentaron escapar.

La noche del domingo, oficialmente el saldo fue de un muerto, cuatro reos heridos y ninguna fuga, pese a las versiones de reporteros y redes sociales. La Cruz Roja confirmó el deceso del reo Venancio Ortegón Martínez, quien fue hospitalizado en el Hospital del IMSS de la Región 510 por una herida de bala en el pecho.

La nueva riña activó los protocolos de seguridad e implicó la movilización de los cuerpos de seguridad dentro y fuera del penal, cercado tras una presunta fuga masiva de reos armados, versión reforzada en principio por el fuerte despliegue de más de 300 elementos del Ejército, la Marina y policías federales, estatales y municipales.

La evasión fue desmentida a las 23:41 en un mensaje de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública en su cuenta de Twitter. La zacapela habría sido iniciada por Los Sureños, que provocó un incendio en el lado oeste del Centro de Reinserción Social (Cereso).

Sin embargo, en los alrededores del penal se registró fuerte movilización de uniformados, captados buscando a presuntos reos entre la maleza de los alrededores del penal y en un amplio baldío con maleza ubicado sobre la avenida Nichupté; incluso, algunos elementos refirieron que buscaban a siete internos, posiblemente agazapados en el lugar.

Hubo un momento en que el repiqueteo de balazos fue incesante, hasta que se usaron gases lacrimógenos para contener a los reos, algunos de los cuales provocaron un incendio, presuntamente el área de El Cuadro o El Cubo, en el centro del Cereso.

“La activación del mando único mantiene la seguridad en el interior del penal”, afirmó la dependencia, que reconoció la existencia de otra riña y no un motín. Al lugar llegaron cinco ambulancias para trasladar a los hospitales de Cancún a los reos heridos.

Amilcar Galaviz Aguilar, director de la Cruz Roja, confirmó cuatro lesionados: Guillermo Guillén, con traumatismo craneoencefálico; José David May Pot, con herida de bala en el glúteo derecho; Luis Guillermo López Hernández, baleado en el tobillo, y Jonathan Vega Carrillo, con un balazo en el antebrazo izquierdo.

No obstante, entre los familiares también circularon, de manera extraoficial, los nombres de otros heridos: Jonathan Israel, Luis Armando Martín y Juan Manuel Gil, aunque la versión no fue confirmada.

El descontrol en la cárcel municipal de Cancún, donde este año se han registrado cíclicos amotinamientos, mantiene en la zozobra a los vecinos de la Supermanzana 96, donde hace años se exige que el penal sea reubicado a una zona no poblada.

A las afueras del penal, familiares de los reos exigieron la destitución del alcaide Joel Flores, a quien responsabilizan de los problemas y ambiente de represión que están provocando la inconformidad entre los reclusos y, en consecuencia, los arrebatos de violencia.

Pese a que las autoridades dijeron recobrar el control del penal, alrededor de la medianoche llegó un nuevo grupo de policías antimotines procedente del municipio de Solidaridad, que ingresó a la cárcel para reforzar la seguridad.