En el último suspiro, la Fiera remonta y vence a las Águilas
27 septiembre, 2017
Reducción de la pobreza en SLP, sistemática y constante, destaca Carreras en su Informe
27 septiembre, 2017

Vecinos confirman negligencia de funcionaria que obstaculizó rescate de mujer

Fernando Camacho Servín

Ciudad de México. Vecinos de la delegación Benito Juárez confirmaron los señalamientos de que Olivia Corral Arriaga, funcionaria del gobierno capitalino, impidió la entrada de rescatistas que quizá hubieran podido recuperar con vida a la empleada doméstica Candelaria Tovilla, quien murió tras el derrumbe de un edificio en la calle de Saratoga, en la colonia Portales Sur.

En entrevista con La Jornada, Marisela Sánchez, residente de Benito Juárez y testigo de cómo ocurrieron los hechos en el número 714 de Saratoga, narró que luego del colapso del inmueble, llegaron elementos de la Marina, quienes le confirmaron a los vecinos que “Candy” –como la conocían sus familiares y amigos– estaba viva entre los escombros.

Sin embargo, poco después el Ejército acordonó el área y Corral Arriaga ya no permitió el paso de las decenas de rescatistas y voluntarios que se encontraban en el lugar. Al ser cuestionada sobre las razones de que impidiera el paso, respondió que tenía “órdenes de muy arriba” de demoler el edificio y no poner en riesgo la vida de nadie más.

“Había pruebas de que (Candy) seguía con vida y nos pareció lo más absurdo que esta funcionaria lo negara. ¿Quién era ella, experta en estructuras?, ¿experta en seguridad? Era una burócrata con poder, que todo el tiempo tuvo una actitud prepotente y evitó en todo momento la ayuda de los Topos”, denunció.

Para la vecina, el hecho de que no se rescatara a la víctima “está relacionado con que Candy era trabajadora doméstica, migrante, madre soltera. La discriminación tuvo mucho que ver con esto, porque si hubiera sido un funcionario el que hubiera estado adentro, te juro que en dos horas lo sacan”.

Sánchez destacó que en 3 horas y 50 minutos los Topos lograron sacar a Tovilla de entre los escombros, luego de entrar al lugar casi por la fuerza, y reiteró que muchos vecinos responsabilizan a Olivia Corral “porque su negligencia, arbitrariedad, cerrazón y prepotencia, hicieron que Candy estuviera allí 3 días y se asfixiara”.

Verónica García, también vecina de Portales e integrante del colectivo Mueve BJ, coincidió en que el trato recibido por Candelaria y su familia estuvo determinado porque era una mujer pobre, indígena y migrante. “Lo que le hicieron hasta el último momento de su vida fue un acto de discriminación”, subrayó.

Por otro lado, la activista se cuestionó por qué si existen protocolos según los cuales se puede utilizar maquinaria pesada en el lugar donde hubo un desastre hasta después de 10 días, la mencionada funcionaria capitalina ordenó meter estos implementos apenas 24 horas después del derrumbe.

El actor y productor teatral Hugo Reyes, quien colaboró en el rescate de víctimas de Saratoga 714, confirmó también haber escuchado con vida a Candelaria Tovilla poco después del temblor, y señaló que al ser recuperado el jueves en la tarde, el cuerpo de la mujer no presentaba signos de rigor mortis, lo cual indica que no habían pasado tantas horas desde su fallecimiento.

JSL
JSL