Saint-Denis
Liberan a siete de ocho detenidos en operativo de Saint-Denis
21 noviembre, 2015
valla
Intentan migrantes marroquíes saltar valla de enclave español
21 noviembre, 2015

A 105 años de la revolución mexicana: una reflexión sobre el pasado y presente de México

Irving Cuéllar  

Me parece importante conmemorar los 105 años de la revolución mexicana para analizar y explicar las diferentes dinámicas y personajes que intervinieron en los distintos levantamientos armados (Norte, sur, centro, occidente, etc.,) en México;  así como los intereses y conflictos entre grupos sociales que los animaba a participar activamente en dichos movimientos revolucionarios. Es importante mencionar las acciones políticas y Militares de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Francisco Villa y  Emiliano Zapata enfrentándose  a los problemas políticos, sociales y económicos del país.

A propósito de los 105 años del inicio de la revolución mexicana, hay voces que sostienen que no hay nada que festejar ya que el pasado de México se refleja en el presente, en estos tiempos en que las posiciones conservadoras han ganado espacios,  sostienen que el país está muy mal, que hay muchos problemas y que la revolución, fuera de muertos y destrucción, no aportó gran cosa. La reflexión debe conectarse con el presente para explicar cuál fue el desarrollo de las banderas que sostenían, hasta donde nuestra realidad peca en exceso o ausencia de la revolución; dónde se cumplieron los anhelos y dónde se desvirtuaron o corrompieron; dónde se han mitificado para glorificar hechos o personajes.[1]

Los males del subdesarrollo social y político no provienen de la revolución mexicana sino de las concepciones y políticas que traicionaron y traicionan los principios de la revolución que se movió en masas: convulsos , heterogéneos y hasta contradictorios; sin embargo, los errores, desviaciones y resultados nefastos provienen del elitismo autoritario, de la antidemocracia, de la defensa de privilegios de los poderosos, de la corrupción, de la falta de justicia legal y social , en suma de la antítesis de la revolución.

Es el caso de nuestro país, que cada año con año surgen problemas económicos, políticos y sociales, como por ejemplo los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, indígenas despojados de sus tierras en Ocosingo, Chiapas. Donde el país se manifiesta con tales acontecimientos trágicos. Se deben de valorar las luchas significativas de la historia del pueblo de México, las que nos dan, quiérase o no, pertenencia e identidad como nación, algunas corrientes tratan de olvidar y dejar atrás el legado de la Revolución.[2]

Francisco I. Madero estuvo en episodios clave de la  historia de México, pues organizó junto con su hermano Gustavo Madero actividades políticas en contra de la dictadura porfirista mediante el plan de San Luis. Este Plan de San Luis proponía al pueblo levantarse en armas el día 20 de noviembre de 1910, ya que el proyecto político antirreleccionista se impulsó desde finales del siglo XIX en varias partes del país.  Ya en 1912 se disputaría una lucha de poderes ante el descontento social de los campesinos porque Madero no cumplió la repartición de tierras algo que en realidad en el presente enfrentamos sobre la privatización de tierras.

El México actual enfrenta la privatización de las tierras mediante el artículo 27  poniéndoles freno a la comunidades de algunos ejidos originándose a raíz de la revolución mexicana donde terratenientes y caciques tuvieron  disputas políticas contra los campesinos. Proponen emular a los países desarrollados con ciudadanos que no tengan ni identidad ni nostalgia por los ejemplos de las luchas sociales, que se olviden de la crítica y la participación ciudadana,[3]  para situarse en la clase bien portada que respete a sus gobernantes y las políticas globalizadoras del neoliberalismo.


Nota Final:

Es necesario analizar, reflexionar, ser críticos  en la situación que se vive en este país lo que plasmó hace 105 años de lucha que derrocó una dictadura que quedó escrito en los capítulos más importantes en la historia de México. El pasado es el reflejo del presente viendo  el panorama de algunos problemas que existen en la república mexicana  como en el campo, ciudad  e instituciones.

 

[1]  Recomiendo leer  el siguiente artículo: Cepeda Flores, Francisco Javier, Revista Coahuilense de Historia,  Num.101, Enero-Abril de 2011, Saltillo, 4 jornadas culturales, “Reflexionar para conmemorar”, p. 456.

[2]  Recomiendo leer siguiente artículo: Cepeda Flores, Francisco Javier, Revista Coahuilense de Historia…,. p. 457.

[3]  Ibídem, p. 458