En acto de campaña, presunto pastor llama a votar por Carreras
6 mayo, 2015
Coctail prohibido
6 mayo, 2015

¿A quién engañan?

Jaime Nava

S i la memoria no me falla, los incrementos a las gasolinas comenzaron durante el sexenio del panista Felipe Calderón y se extendieron hasta el gobierno de Enrique Peña Nieto. Fue el panista y otrora gobernador Marcelo de los Santos quien endeudó al estado a unos cuántos días de dejar el cargo. Otro panista, el ya olvidado Jorge Lozano Armengol, facilitó la privatización de una parte del agua de los potosinos a la empresa Aguas del Poniente. Todo lo anterior en perjuicio de la ciudadanía y en beneficio de los intereses de unos cuantos con el apoyo de los siempre compatibles priístas.

¿Qué hizo el candidato a diputado federal Rubén Guajardo mientras su partido dañaba a los ciudadanos? Me resulta curioso escuchar sus spots donde promete, entre otras cosas, bajar los precios de la gasolina. Molesta, y bastante, escuchar el cinismo con el que pretende engañar a la población del sexto distrito federal para obtener los votos que le aseguren un sueldo durante tres años sin que deba enfrentarse al mundo real.

Quisiera que el diputado chapulín me explicara cómo es que piensa bajar los precios de la gasolina si fueron precisamente sus compañeros de partido quienes decidieron eliminar los subsidios con incrementos “paulatinos”. ¿Cómo? ¿Se va a enfrentar a su partido? ¿Peleará valientemente por los intereses de la ciudadanía? Con seguridad puedo afirmar que no lo haría y sólo hay que revisar sus votos como diputado en el Congreso local. Votos sin razonar, votos de bancada, jamás votó de manera distinta a como lo hicieron sus compañeros de partido. ¿Nuevas ideas? ¿Es o se hace?

Prometer no cuesta y con una deleznable campaña de promesas huecas el panista pretende sumar votos. No vi a Rubén Guajardo protestando contra Calderón por los incrementos a las gasolinas, tampoco lo vi en la sesión de Cabildo tratando de impedir la privatización del agua en San Luis Potosí, ¿entonces? Me gustaría que explicara cómo, si alguien cree en sus promesas, bajaría los precios de la gasolina contra la mayoría priísta en el Congreso. Porque, nadie lo dude, al PRI le interesa la mayoría en los congresos para continuar desmantelando al país.

Las actuaciones de los panistas en campaña podrían convencer a la mayoría si no fuera porque del hilo de sus pasados tiran todos los rivales con la esperanza de que el impacto modifique las preferencias de los electores. El pasado, para Sonia Mendoza, se presentó convertido en video con las declaraciones de su esposo y suegros donde aseguraban que, en estado inconveniente, la candidata panista los agredió física y verbalmente.

Al parecer el equipo de control de daños implementó rápido una segunda operación photoshop porque velozmente apareció en youtube un video titulado: “El video secreto de Sonia Mendoza”. En el nuevo video aparecen, otra vez, los suegros y el esposo de la candidata pero compartiendo su amor y apoyo hacia ella. ¿Qué cambió? ¿El tiempo los unió? Por si fuera poco en su página de Facebook publicaron una foto donde aparecen suegros, marido y candidata juntos.

¿Ustedes le creen? Lo que preocupa es que en lugar de hablar de frente y a la ciudadanía sobre los hechos que se dieron a conocer simplemente se limitaron a simular la unión y normalidad de la familia y con retórica le dio vuelta al asunto sin afirmar o negar sobre la veracidad de las declaraciones de sus familiares. O peor aún a calificar de “guerra sucia” la divulgación de los videos como comentan quienes se atreven a confesar sus intenciones de favorecerla con sus votos. ¿Hasta cuándo van a dejar de sentirse intocables e incuestionables?

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.